A+ A A-

Trump sale del hospital y dice a los americanos que no teman al virus Featured

Beatriz Navarro/La Vanguardia.- “Lo amamos. Mi marido y yo rezamos por él. Ojalá pueda volver hoy a la Casa Blanca y relajarse, porque no creo que aquí haya podido hacerlo estos días. Ha estado trabajando mucho”, decía ayer Lourdes Morris, una votante de 65 años que el domingo condujo tres horas desde su casa en Pensilvania y hasta Bethesda (Maryland) para congregarse a las puertas del hospital militar donde el presidente Donald Trump fue hospitalizado el viernes para ser tratado de la Covid-19.

Las plegarias de esta pareja fueron escuchadas. A las seis y media de la tarde, la hora a la que las grandes cadenas de televisión emiten sus informativos de la noche en EE.UU., el presidente Trump salió por su propio pie del hospital y llegó en coche hasta el helicóptero Marine One que lo llevó de vuelta en escasos minutos a la Casa Blanca para seguir allí el resto del tratamiento. El mandatario tiene allí un equipo médico de más de 30 personas a su disposición.

“Me siento realmente bien. ¡No temáis a la Covid! No dejéis que domine vuestras vidas”, dijo Trump en un tuit en el que anunció su inmediata alta médica. “¡Me siento mejor que hace 20 años!”, recalcó el paciente presidencial, a quien entre otros fármacos se le ha administrado esteroides, sustancia normalmente reservada en el caso de la Covid-19 para pacientes graves y con problemas respiratorios.

Con más de 210.000 víctimas mortales del coronavirus en EE.UU., un país con una tasa de mortalidad muy superior a la media europea, y 7,4 millones de infecciones confirmadas, el mensaje de Trump alarmó a los profesionales médicos, que temen que lleve a los estadounidenses a bajar la guardia frente a la pandemia. Unas horas antes, Trump había dicho en un vídeo que contagiarse de la enfermedad le había permitido “aprender mucho” sobre ella. “Lo he aprendido yendo a la escuela de verdad. Esta es la auténtica escuela, no es lo mismo que leer un libro”, aseguró.

Trump atribuye su rápida mejoría a “las fantásticas medicinas” y conocimientos desarrollados por su Administración, además de al excelente cuidado médico recibido en el hospital militar de Walter Reed. El tratamiento farmacológico seguido con Trump (una terapia experimental basada en un cóctel de anticuerpos para estimular la respuesta inmunológica del cuerpo, remdesivir y esteroides) ha sorprendido a los expertos médicos, pues varios de los fármacos que se le han administrado se dan normalmente a pacientes con síntomas más graves de los que admiten que haya tenido.

De una forma u otra, el presidente “cumple o supera los criterios clínicos para recibir el alta”, aseguró sonriente su médico personal, Sean Conley, el mismo profesional que la semana pasada acabó admitiendo que en su primera intervención pintó una imagen demasiado positiva de la salud del presidente porque pretendía “levantarle los ánimos”. “Aunque quizás aún no esté fuera de peligro, el equipo médico y yo coincidimos en que las pruebas respaldan una vuelta a casa segura”, añadió. “Ya han visto sus vídeos y sus tuits y pronto lo verán a él. Ha vuelto”, dijo de Trump, a quien calificó de “paciente fabuloso”.

En un vídeo grabado y distribuido nada más llegar a la Casa Blanca, el presidente reiteró sus victoriosos comentarios sobre el virus y se presentó a los estadounidenses como un líder dispuesto a sacrificarse y correr riesgos por ellos. “Sabía que era peligroso, pero tenía que hacerlo. Me puse al frente. Lideré. Es lo que hacen los líderes. Pero está bien, me encuentro mejor. Quizás soy inmune”, afirmó Trump menos días después de anunciar que ha dado el positivo a la prueba, en un momento de la enfermedad donde aún pueden surgir problemas. El presidente anunció que está deseando retomar cuanto antes la campaña electoral.

Ante las informaciones de que el presidente ha presionado a los médicos para que le dieran el alta médica cuando antes (“Necesito salir de aquí”), Conley aseguró que no les ha pedido hacer nada que no sea seguro o aconsejable e insistió en defender la decisión del presidente, el domingo por la tarde, de salir de su suite para subirse a su coche oficial y darse una vuelta por delante de los cientos de simpatizantes que se habían congregado espontáneamente a las puertas del hospital para expresar su apoyo. Varios profesionales médicos discreparon. La salida –un “teatrillo político”– es de “una irresponsabilidad pasmosa”, dijoJames Phillips, médico del centro, preocupado porque se haya puesto en riesgo la salud de los agentes secretos que lo acompañaban.

Y mientras el presidente parecía dar por rápidamente superada la enfermedad, el dominó de contagios en su entorno más cercano seguía cobrándose nuevas fichas. La secretaria de prensa, Kayleigh McEnany, de 31 años, anunció ayer que tras varios tests negativos realizados desde el jueves, cuando oficialmente trascendió la infección de Hope Hicks, ayer dio positivo y se ha puesto en cuarentena.

También el jefe de campaña de Trump, un gobernador, dos senadores y tres empleados más de la oficina de prensa que participaron en el acto masivo celebrado hace una semana en los jardines de la Casa Blanca, donde apenas se vieron mascarillas. A pesar de haber estado en contacto con varias personas infectadas, McEnany estuvo charlando el domingo con los periodistas que siguen al presidente sin utilizar la prenda protectora.

La ola de contagios registrada en la Casa Blanca no ha minado ni un ápice la adoración que muchos votantes sienten por el presidente. “Creo que ha hecho todo lo que ha podido. Ha hecho un trabajo fabuloso con la fabricación de mascarillas y respiradores, incluso los está enviando a otros países. Reaccionó muy bien pero los medios no quieren hablar de eso”, afirma Lourdes Morris, que confía en que Trump va a “arrasar” en noviembre y EE.UU. pronto verá una mujer presidenta: Ivanka Trump. “La amo. A ella y toda la familia. Me siento muy orgullosa de ellos cuando viajan al extranjero y nos representan”, comentaba esta mujer de 65 años con problemas de movilidad, montada en un carrito y vestida con camiseta y gorras de la campaña de Trump.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Rueda de Prensa de Paco Saorín (19/10/2020). Situación Covid-19 en Cieza

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

El Ayuntamiento de Cieza abre un proceso para la selección de personal

El Ayuntamiento de Cieza abre un proceso para la selección de personal

La concejalía de Recursos Humanos busca profesionales en arquitectura técnica, m...

Abierto el plazo de la nueva línea de ayudas directas para el sector hostelero en Cieza

Abierto el plazo de la nueva línea de ayudas directas para el sector hostelero en Cieza

La fecha límite para solicitarlas es el próximo 26 de octubre y su presupuesto t...

Convocatoria de ayudas a familias numerosas

Convocatoria de ayudas a familias numerosas

La Concejalía de Política Social de Cieza informa de que la Dirección General de...

Latalaya.org