A+ A A-

La entrevista del Tuareg en latalaya.org. Ginés Mirón: “Al Mar Menor entran miles de litros de aguas contaminadas los 365 días del año” Featured

“La iniciativa para la declaración del Parque Regional del Mar Menor o la de dotarlo de personalidad jurídica propia son a mi juicio ideas que van en el sentido correcto.”

Equipo Tuareg. Murcia 12/02/22.- La situación del Mar Menor es ya un problema europeo. Hablamos con Ginés Mirón, especialista en la problemática del Mar Menor y activista ecosocialista, en la tarde que la ministra Teresa Ribera visita la región con los ecologistas recordándole cuáles son los verdaderos problemas de la laguna. De estos problemas y su solución hablamos con Ginés. Y el próximo fin de semana nos visitará una delegación de la EU. El hablar pausado y meditado de Ginés nos muestra que la solución de los problemas de la laguna salada y de su entorno pasa por enmarcarla en un nuevo modelo económico desde el cual dar repuesta al viejo modelo origen del problema.

El mal estado del Mar Menor se ha convertido en un tema central en la política y en la sociedad murciana. ¿Cómo se ha llegado a esta situación tan lamentable?

Se ha llegado tras muchos años en los que la presión antrópica sobre los ecosistemas del Mar Menor se ha ido incrementando. Hablamos del urbanismo a partir de los años 60, incluyendo viviendas y otras infraestructuras como los puertos deportivos, a lo que se sumaron los impactos causados por la agroindustria años después y muy especialmente desde la llegada de caudales procedentes del trasvase Tajo Segura. Esa combinación de factores junto a una clara dejación de funciones por parte de las autoridades responsables en materia de agua y medio ambiente pese a los continuos avisos de científicos y asociaciones ecologistas, nos fueron dando como resultado un paulatino declive que explotó en 2016 cuando el proceso de eutrofización se hizo evidente y saltó a los medios de comunicación tanto nacionales como extranjeros.

Esa falta de cuidados junto al mensaje interesado de que el Mar Menor lo aguantaba todo, es básicamente lo que nos ha traído a la situación actual.


“Afrontar de cara el problema del Mar Menor requiere poner en marcha una serie de medidas importantes que cuestionan el modelo productivo y urbanístico de todo el campo de Cartagena”


Y, ¿quiénes son, a su entender, los responsables?

Entiendo que en la cuestión de las responsabilidades habría que delimitar dos etapas. Una primera que se extendería desde que comenzaron algunas de las presiones que antes he comentado hasta la famosa sopa verde de 2016. En esos años y pese a informes que alertaban de la situación de colapso a la que se encaminaba el Mar Menor, existía un argumentario por parte de sectores económicos y políticos que mantenían que el Mar Menor era un todoterreno en el que todo cabía y quien ponía peros a ese modelo de crecimiento quería poco menos que volver al paleolítico, ese mensaje caló en mucha gente y hubo quien, como el consejero de agricultura Antonio Cerdá, incluso se permitía decir aquello de que una lechuga era más ecológica que un pino o que las cremas solares también eran responsables de la contaminación del Mar Menor, no pasaba nada.

Ese discurso salta por los aires tras la sopa verde de 2016 y muy especialmente desde la anoxia de octubre de 2019. A mi juicio, la responsabilidad por parte del gobierno regional como competente de delimitar el modelo de agroindustria imperante en el campo de Cartagena es aún mayor en estos últimos años, ya que ante un problema que ya mostraba sin excusas su lado más crudo, han sido incapaces de poner en marcha medidas contundentes y eficaces para la recuperación del Mar Menor.

El gobierno regional ha anunciado recientemente “Un plan de 156 medidas (que) reforzará las redes pluviales y de saneamiento del Mar Menor” según informaba el diario La Verdad el pasado 7 de febrero. En concreto, una serie de actuaciones encaminadas a bajar el nivel de contaminación de las aguas marmenorenses. ¿Qué valoración le merece el paquete de medidas anunciadas y obviamente no ejecutadas?

Toda medida encaminada a limitar el vertido de aguas contaminadas al Mar Menor es positiva, pero la pregunta que tenemos que hacernos es qué parte del proceso de eutrofización por el que atraviesa la laguna salada está motivada por los vertidos de tipo urbano y cuál tiene otro origen.

Los estudios del profesor Miguel Ángel Esteve son claros al respecto, el 80 % de los contaminantes que entran al Mar Menor proceden de la agroindustria en forma de nitratos y fosfatos, y el 20 % tienen otro origen. Lo lógico sería volcar los esfuerzos en revertir en primer lugar la principal fuente de contaminación, y sin embargo da la sensación de que el gobierno de López Miras se ha dedicado durante los últimos años a dar rodeos y vueltas alrededor del origen del problema, pero sin terminar de afrontarlo.


La rambla del Albujón… “… ya no es una rambla, sino directamente un río, la transformación de toda su cuenca de una superficie de secano tradicional a otra de regadío intensivo está en el origen de esta situación que es fundamental para entender lo que está pasando en el Mar Menor.


Todas las medidas anunciadas por el Gobierno de López Miras van encaminadas a abordar los efectos de vertidos de aguas fecales y metales pesados procedentes de los municipios costeros, consecuencia de un urbanismo desaforado, mejorando las redes pluviales y de saneamiento, así como las estaciones depuradoras de la zona de influencia del Mar Menor. Sin embargo, no se habla de los efectos contaminantes provocados por la agroindustria. ¿Considera que las 156 medidas pueden “solucionar” el problema de la contaminación de la laguna salada sin abordar esta otra fuente de contaminación?

Por lo que he leído esas medidas básicamente insisten en lo que llamamos “soluciones de final de la tubería” sin actuar sobre el origen. Una de esas medidas es por ejemplo la de construir tanques de tormentas, esto puede ocupar algunos titulares de prensa hablando de inversiones millonarias, pero no es la solución que el Mar Menor necesita ya que están concebidos básicamente para días concretos, cuando hay lluvias intensas.

El campo de Cartagena tiene unos 30 días de lluvia al año, pero al Mar Menor entran miles de litros de aguas contaminadas los 365 días del año, el balance coste versus resultados es claramente insuficiente ante la envergadura del problema que tenemos delante. En ese paquete de 156 medidas hay muchas otras, pero que insisten básicamente en actuación y captación de aguas en entornos urbanos cuando, como he explicado antes, el origen del problema está básicamente en otro sitio.


“Gracias a la presión de los colectivos ambientalistas y atendiendo a criterios científicos desde el MITECO se ha ido adoptando una nueva estrategia que pasa por actuar básicamente en el origen de esta situación. Lo complicado aquí es que eso supone intervenir básicamente sobre el modelo productivo del campo de Cartagena, cuya competencia es básicamente regional, y aquí es donde muchas veces se encuentran las mayores dificultades.”


En su opinión, ¿por qué no se hace frente a la contaminación provocada por la agroindustria y en particular se toman medidas para acabar con las explotaciones ilegales?

Afrontar de cara el problema del Mar Menor requiere poner en marcha una serie de medidas importantes que cuestionan el modelo productivo y urbanístico de todo el campo de Cartagena, y por tanto los intereses económicos de sectores muy influyentes en esta región.

Esto plantea una cuestión muy complicada para un Partido Popular que sabe que la mayor parte de su electorado le reclama que haga algo en este tema pero que a la vez anda en disputa electoral con un partido como VOX que tiene precisamente en el campo de Cartagena una de sus zonas de mayor implantación y que propone directamente aumentar la agroindustria.

Ante ese dilema el gobierno regional ha optado por adoptar una serie de iniciativas que anuncia a bombo y platillo tratando de aparentar que hace algo, pero sin hacer nada que cuestione ese modelo. El proyecto de renaturalización de una zona ya natural como la Marina del Carmolí es un ejemplo perfecto de esta estrategia de greenwashing o lavado verde que comento.

¿Se puede devolver la laguna a un estado saludable sin eliminar los miles de hectáreas de regadíos ilegales que hay en el campo de Cartagena?

Evidentemente no. Hay dos cuestiones importantes, por una parte, el cumplimiento de la legalidad que a todos se nos exige pero que durante muchos años no se cumplió y lo que es más grave, no se hizo cumplir por quien tenía el deber de hacerlo, y por otro que mientras no se reduzca de manera significativa la entrada de aguas que aportan los regadíos al acuífero es imposible pensar que el caudal que entra por ejemplo por la rambla del Albujón va a poder eliminarse. Llevamos ya varios años que esta rambla llueva o no, siempre lleva agua, ya no es una rambla, sino directamente un río, la transformación de toda su cuenca de una superficie de secano tradicional a otra de regadío intensivo está en el origen de esta situación que es fundamental para entender lo que está pasando en el Mar Menor.

El pasado viernes la ministra Teresa Ribera se reunió con diversas organizaciones implicadas en la protección del Mar Menor para informar de las actuaciones de su ministerio cara a la recuperación de la laguna, así como para responder de su coordinación con la Confederación Hidrológica del Segura y con Demarcación de Costas. Además, parece que está cumpliendo su promesa de noviembre de visitar la zona cada tres meses para hacer un seguimiento del problema. Da la sensación de que es el gobierno de coalición el que está dinamizando las actuaciones. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Durante los últimos años hemos visto un cambio de enfoque en relación al diagnóstico y sobre todo a las soluciones a implementar para revertir la situación del Mar Menor por parte del gobierno central que pensamos que van en la línea correcta.

Hasta no hace mucho la principal herramienta propuesta por el gobierno central era el conocido como Plan Vertido Cero. Este se basada fundamentalmente en una serie de obras e infraestructuras destinadas a reducir la entrada de aguas contaminadas en el Mar Menor y que estas se pudieran reutilizar nuevamente en la agricultura intensiva, soluciones de "final de la tubería" que contribuían simplemente a dilatar el problema.

Gracias a la presión de los colectivos ambientalistas y atendiendo a criterios científicos desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) se ha ido adoptando una nueva estrategia que pasa por actuar básicamente en el origen de esta situación. Lo complicado aquí es que eso supone intervenir básicamente sore el modelo productivo del campo de Cartagena, cuya competencia es básicamente regional, y aquí es donde muchas veces se encuentran las mayores dificultades.

Para terminar, ¿cuáles sería, en su opinión, las bases para una recuperación integral de la laguna y su entorno?

Hay que partir de una idea fundamental, la recuperación del Mar Menor es posible, pero llevará muchos años. Esta idea, aunque es difícil de entender para mucha gente que quiere volver a tener ya el Mar Menor que conoció hace años, es importante que la sociedad lo entienda.

Frente a las soluciones mágicas apadrinadas por el gobierno regional como por ejemplo las balsas con biorreactores, la realidad es que solo la puesta en marcha de medidas claras, ambiciosas y contundentes nos daría la esperanza de recuperar cierto equilibrio ambiental a medio plazo. La iniciativa para la declaración del Parque Regional del Mar Menor o la de dotarlo de personalidad jurídica propia son a mi juicio ideas que van en el sentido correcto a la hora de asegurar una gobernanza que apueste por una mejora real y que las medidas que se tomen para revertir la situación del Mar Menor sean de calado y no aspiren simplemente a tapar la inoperancia y la incapacidad de tomar las medidas realmente necesarias.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Nueva edición del Mercadillo de Artesanía

Nueva edición del Mercadillo de Artesanía

El Ayuntamiento de Cieza organiza, el próximo domingo día 9 de octubre, una nuev...

Presentación del libro "Ilustración radical en España. Los hombres más malos del mundo”

Presentación del libro "Ilustración radical en España. Los hombres más malos del mundo”

El acto tendrá lugar el próximo lunes 10 de octubre a las 19:30 horas en la sede...

Nueva temporada de cine en el Aurelio Guirao

Nueva temporada de cine en el Aurelio Guirao

El próximo día 5 de octubre dará comienzo la temporada de programación regular d...

Latalaya.org