A+ A A-

La entrevista del Tuareg en latalaya.org. Miguel Ángel Pagán: “La austeridad no ha resuelto ningún problema y los ha agravado todos” Featured

“La Región de Murcia presenta tasas de temporalidad más elevadas que la media de España y la nueva reforma laboral posibilitará que las mejoras laborales lleguen a los sectores en donde más se da, tales como el sector primario, hostelería y restauración, construcción.”

S. Navarro / Murcia. 05/02/2022.- Con una conversación con el economista Miguel Ángel Pagán abrimos en latalaya.org este espacio de entrevistas. Hombre inquieto de mirada incisiva y verbo fácil. Dirige la Red de Economistas de IUVRM, asesoró a los concejales de Cambiemos Murcia en el ayuntamiento capitalino, escribe artículos en diferentes medios de la Región, es opinador en radio, y un largo etcétera de trabajos, participaciones y actividades encaminadas a aportar en el proceso social de transformación. Todo ello, desde el rigor a los conceptos y a los datos. Hablamos con él en la sede regional de CC.OO., en el emblemático edificio de la calle Corbalán, en pleno barrio de El Carmen y junto al jardín de Floridablanca donde la botánica Ilustración nos musita necesidad de análisis crítico. La aprobación de la reforma laboral nos sirve de pie para iniciar un diálogo sereno y constructivo. El análisis de más de cuarenta años de historia económica y lucha obrera nos dan el marco para el inicio de la plática.

De los Pactos de la Moncloa a la Reforma Laboral de Yolanda Díaz

En un reciente artículo suyo titulado Políticas de rentas para avanzar hacía un análisis de la política laboral española desde la Transición donde concluía que, con la reciente Reforma laboral encabezada por Yolanda Díaz, por primera vez se producen mejoras para los trabajadores y los sindicatos desde los Pactos de la Moncloa de octubre de 1977. ¿Cuáles son, desde su punto de vista, estas mejoras?

Por primera vez en cuarenta años una reforma estructural de este calado se produce con el consenso de todos los agentes (Gobierno, sindicatos y patronal). Hasta ahora se había ahondado en la precarización del trabajo para tratar de abordar los problemas de desempleo. Se había caído en las tesis liberales que sostienen que desregularizar el factor trabajo, abaratarlo, precarizarlo, era el mejor camino para conseguir una mayor ocupación del mismo. Todo lo contrario, fue un auténtico terreno abonado para que se produjeran furibundos ataques a nuestro sector productivo como la reconversión industrial, con incrementos de desempleo desde finales de los 80 que se pretendían solucionar apretando más la tuerca. Ejemplo de ello fue el planteamiento de la Ley de Empleo Juvenil que debido a la contestación por parte de las y los trabajadores pudo paralizarse. Pero esto solo fue un paréntesis, las contrarreformas siguieron llegando. Así en 1994 se legalizaron las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) y con ello nuevas modalidades contractuales que precarizaban el empleo. Los gobiernos del PP obviamente no mejoraron la situación, volviendo a abaratar el despido aún más, se producían las reducciones de la indemnización por el mismo pasaron de 45 días a 20 días, la nueva redacción asimilaba todo el despido como procedente. Se apelaba a lo que yo considero que es un precepto jurídico indeterminado como es justificar el despido en base a “causas de carácter técnico, económico y organizativo”.


“Sueldos y cuotas sociales serán sufragadas por la Administración Pública, buscando la readaptación del sector y del trabajador, utilizando, a mí juicio, los estabilizadores automáticos no como un mero sustento para políticas de gasto sino como un instrumento de carácter estructural capaz de incidir en la economía,…”


En definitiva, la reforma del 2012 facilitó acabar con la llamada ultraactividad, seguir precarizando e impuso la preponderancia del convenio de empresa frente al sectorial, que obviamente no podría, dado nuestro tejido productivo, mejorar las condiciones para trabajadoras y trabajadores. El resultado es de sobra conocido.

Ahora se trata de revertir la situación mediante medidas como el incremento del coste del despido, convirtiendo los contratos temporales en fijos discontinuos, se pasa de 12 a 33 días de indemnización por año trabajado, independientemente de que la actividad sea continua o no como en los trabajos estacionales.

Es decir, se trata de acabar con lo que con el paso de los años estos trabajadores estaban  viviendo como consecuencia de la reforma del 2012 del PP y que era que su fuerza laboral se devaluaba, que corrían el riesgo de ser expulsados del mundo del trabajo, lo cual es una flagrante injusticia, además de un coste económico si atendemos a la productividad del trabajo ya que se estaba expulsando las habilidades, la experiencia y el conocimiento.

Y, ¿qué echa de menos en la Reforma laboral?

Vaya por delante que la considero adecuada al contexto económico. Incorpora muchas de las decisiones de carácter jurisprudencial de las salas de lo Social y del Tribunal Supremo que habían mitigado los efectos lesivos de la contrarreforma del Partido Popular, sobre todo en temas indemnizatorios y relacionados con la ultraactividad, convirtiéndolas, de facto, en derecho positivo.

Creo que hay que ser posibilistas. Me explico. Los nuevos aspectos de la reforma laboral se han fraguado en un marco de políticas de rentas como las de la subidas presentes y futuras del SMI. Subidas que, como hemos visto, no operan como un “precio mínimo” reduciendo la demanda de trabajo, sino, que no llegaban a ser lo que se considera un salario de equilibrio, lo que permite que aún haya margen para alcanzarlo. Es decir, para seguir subiendo en el SMI. Por tanto, hay que aprovechar los efectos positivos que las subidas han provocado, y que van a seguir produciendo, en variables tales como el consumo, la inversión y el empleo.

Tampoco hay que perder de vista el factor fiscal de los fondos Next Generation (créditos no reembolsables por valor de 70.000 millones de euros) que exigían ponerle coto a la alta temporalidad de nuestro mercado laboral. Ahora bien, sí que sería conveniente incrementar la indemnización por despido de forma progresiva para poder llevar en futuras legislaturas a los 45 días por año trabajado, creo que esto será factible en un plazo corto, cuando las tasas de crecimiento de la economía se vayan consolidando tras el shock del 2020 y los beneficios empresariales, que están experimentado ya un buen comportamiento, se vayan asentando. Entonces será obviamente el momento de volver a sentarse a dialogar.

¿Entramos en un cambio de ciclo de mejoras para los trabajadores?

Javier Pérez Royo en el artículo De nuevo sobre la reforma laboral afirmaba que “Es la primera vez que el marco general de las relaciones laborales se pacta entre todos los agentes sociales,…” dándole una importancia muy similar a lo que supuso los Pactos de la Moncloa en plena Transición en octubre de 1977 porque iniciaban un nuevo ciclo de lo democrático en un momento preconstitucional y que, como usted también mantiene, de pérdida de derechos laborales de los trabajadores. ¿Piensa usted que esta reforma laboral marca un cambio de ciclo por encima de los cambios de gobierno que crea un momento de tendencia contraria a la que se generó con los Pactos de la Moncloa, es decir de mejoras para trabajadores y sindicatos, o es solo un momento circunstancial?

Me gustaría pensar que sí, de hecho suele ser lo frecuente en el ámbito normativo, salvo que vengan “maldadas” en el entorno económico. Pero fíjate que esta norma incluye mecanismos de previsión para este factor coyuntural, el mecanismo RED, que facilita el uso de los ERTES tal y como los hemos conocido para evitar las pérdidas laborales y empresariales. Recordemos que es el Estado el que va a proteger, con el mecanismo RED, tanto a trabajadoras y trabajadores como a empresari@s que se vean sobrepasados por crisis cíclicas o sectoriales. Sueldos y cuotas sociales serán sufragadas por la Administración Pública, buscando la readaptación del sector y del trabajador, utilizando, a mí juicio, los estabilizadores automáticos no como un mero sustento para políticas de gasto sino como un instrumento de carácter estructural capaz de incidir en la economía. Y creo que esto es muy valorado por las organizaciones empresariales. Ahora bien, no sé si las derechas de nuevo cuño barajan un plan alternativo, más allá de coaptar más sueldos y espacios públicos sin propuestas evidentes. Algo de eso he hablado también en el artículo sobre el que gira esta entrevista. Creo que se ha producido a raíz de la última crisis un cambio de paradigma en las instituciones europeas y en las instituciones económicas mundiales, la austeridad no ha resuelto ningún problema y los ha agravado todos.

¿Está de acuerdo en considerar que el elemento clave de la nueva reforma laboral está en la teoría económica que subyace a la misma, ya que al elevar los salarios y mejorar la estabilidad del empleo da más poder adquisitivo a los trabajadores y dinamiza la actividad económica, lo que en la práctica supone una enmienda a la totalidad a la contrarreforma laboral del PP que se basaba en impulsar la reactivación económica sobre la base de empleo precario y bajos salarios?

La enmienda a la totalidad se la ha dado la evidencia empírica, si este Gobierno no hubiera actuado con la contundencia que lo hizo, especialmente por la presencia de Unidas Podemos en el mismo, si se hubieran simplemente adoptado las recetas que habíamos heredado del PP, vete a saber dónde y cómo estaríamos hoy. Sin embargo, nos encontramos con que el gobierno de coalición ha construido un importante escudo social con el bono social eléctrico, la configuración de los nuevos ERTES (no como se habían previsto en la normativa del Partido Popular sino como se han configurado en la  actualidad), la exoneración de las cotizaciones sociales, los avales ICO, la reducción de los pagos fraccionados del IVA e IRPF del primer   trimestre del 2020, las moratorias en la renta arrendaticia de vivienda habitual, la moratoria hipotecaria de vivienda y de inmuebles afectados a actividad económica.


“La Región de Murcia presenta tasas de temporalidad más elevada que la media de España y la nueva reforma laboral posibilitará que las mejoras laborales lleguen a los sectores en donde más se da, tales como el sector primario, hostelería y restauración, construcción”


Por otro lado, nos encontramos con que la precarización del trabajo solo había contribuido a reducir su productividad, y con unos niveles bajos de productividad en el trabajo es imposible aspirar a mejorar cualquier variable macroeconómica con unos cimientos sólidos, me refiero también a los beneficios empresariales en el medio plazo.

Se ha producido estos días manifestaciones, e incluso a las puertas del Congreso el mismo de su aprobación, en contra de la Reforma laboral. Entienden sus convocantes que es insuficiente y que no deroga la contrarreforma de Mariano Rajoy. ¿Cuál es su posición al respecto?

Sí, vienen del ámbito de sindicatos nacionalistas. Argumentan que el convenio autonómico debe tener prevalencia sobre el sectorial. Hemos visto como la existencia de un convenio sectorial (en términos de garantía y remuneraciones) era mejor que la preeminencia del de empresa, como sostenía la legislación del Partido Popular. Por tanto, la reforma del Ministerio de Trabajo supone un paso hacia adelante de orden cualitativo y también cuantitativo, del que País Vasco, Navarra y Cataluña también saldrán beneficiadas. La preeminencia del convenio autonómico que desde ELA y otros sindicatos “defienden” puede traer pérdidas para otras economías regionales que distan de su sector productivo, configurado en torno a una industria potente. Entiendo que el marco sectorial es un espacio de encuentro mínimo y que las mejoras que reivindican o que creen que pueden reivindicar ya las consiguen en sus convenios autonómicos sectoriales que suelen superar al convenio marco estatal. Por tanto, creo que los partidos que conforman el bloque de la investidura deberían haber convalidado con su voto afirmativo la nueva reforma, aunque al final no haya sido así.


“… en lo que se refiere a la lucha contra la contaminación en el Mar Menor, se habla mucho de agricultura de impacto reducido (medición de clorofila y nitratos en suelo y agua) cuando de lo que debería hablarse es de reconversión a una agricultura ecológica y de secano en las zonas confluentes con el acuífero”


Una Región de trabajo precario y temporal donde la reforma laboral es imprescindible

¿Cómo afecta estas mejoras en la Región de Murcia y qué sectores productivos de nuestra región se verán más beneficiados por las mejoras que introduce la Reforma laboral? Estoy pensando en esos sectores que más sufren la precariedad y la temporalidad.

La temporalidad, como viene acreditando desde el 2010 el Consejo Económico y Social de la Región de Murcia, desincentiva las estrategias empresariales que podrían conducir a la innovación y a la mejora de los procesos productivos, que al fin y al cabo redundan en el bienestar de todos; por otro lado, la correlación existente entre temporalidad y probabilidad de caer en desempleo está más que suficientemente comprobada estadísticamente.

La Región de Murcia presenta tasas de temporalidad más elevada que la media de España y la nueva reforma laboral posibilitará que las mejoras laborales lleguen a los sectores en donde más se da, tales como el sector primario, hostelería y restauración, construcción. Concretamente en el sector de la construcción se introduce una nueva reforma contractual en la obra y servicio que incrementa la indemnización en la extinción de obra, así como la posibilidad de recolocación del trabajador y la formación del mismo si la nueva obra requiriera un reajuste profesional, situación que hasta ahora no se daba.

Obviamente la reforma laboral también tendrá un impacto positivo en los jóvenes y       en las mujeres que por edad y sexo eran también los más afectados.

Como especialista en economía regional, ¿dónde ubicaría usted las principales necesidades estructurales de reforma de la economía murciana?

Como ya hemos señalado, la nueva reforma laboral es imprescindible si queremos lograr aumentar la productividad de nuestros trabajadores en todos los sectores. Debemos aclarar que en todos los sectores económicos nuestra aportación al VAB, que es como se construye el PIB por la oferta, Valor Añadido Bruto, es inferior a la media. Así, al aumentar la productividad laboral estaremos facilitando por tanto la innovación y la mejora de los procesos productivos, fomentando el empleo, incrementando la oferta productiva y atrayendo inversión. Ninguna de las variables es independiente a las anteriores, eso hay que tenerlo en cuenta.

Por otra parte, me preocupan especialmente dos cosas. El mal comportamiento del Índice de Precios Industriales (precios de la primera transacción de los productos producidos o fabricados) en los últimos datos de la serie histórica con respecto a nuestros vecinos de las comunidades Andaluza y Valenciana, sin ir más lejos, y el mal diseño de los fondos Next Carm que se está haciendo desde el Gobierno Regional en lo que se refiere a la lucha contra la contaminación en el Mar Menor. Ahí se habla mucho de agricultura de impacto reducido (medición de clorofila y nitratos en suelo y agua) cuando de lo que debería hablarse es de reconversión a una agricultura ecológica y de secano en las zonas confluentes con el acuífero. Incluso estudiando mecanismos para favorecer los posibles déficits a la explotación de las empresas allí instaladas, acompasado, claro, con la continuidad de los expedientes sancionadores abiertos.

Volviendo al tema del índice de precios industriales, creo honestamente, que los malos datos tienen mucho que ver con la mala ejecutividad de las Inversiones Reales y las Transferencias de Capital por parte del Gobierno regional, con cifras de inejecutividad del 60% para ambas partidas.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Se presenta en Cieza el libro Ilustración radical en España. Los hombres más malos del mundo

Se presenta en Cieza el libro Ilustración radical en España. Los hombres más malos del mundo

Tras su presentación en octubre del libro de Pascual Santos López, en la sede de...

Agenda cultural para las dos primeras semanas de diciembre en Cieza

Agenda cultural para las dos primeras semanas de diciembre en Cieza

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Cieza, Concepción Villa, ha anunciad...

Charla-coloquio en el Palacio del Almudí de Murcia

Charla-coloquio en el Palacio del Almudí de Murcia

Con el nombre de "Día de la Partición" los habitantes de Palestina rememoran la ...

Latalaya.org