A+ A A-

Médicos de familia y pediatras se congregan para dar inicio a otra huelga indefinida: "Los pacientes no son churros" Featured

Están convocados al paro unos 5.000 facultativos en los 430 centros de salud de la Comunidad de Madrid, en protesta por "la sobrecarga de trabajo, las agendas infinitas y la falta de tiempo para atender a los pacientes".

"Tiempo, calidad y dignidad". Estas han sido las palabras más repetidas por los comparecientes en la concentración de este lunes frente a la Gerencia de Atención Primaria, en Madrid, para protestar por "la grave situación" de este nivel asistencial y para celebrar el inicio de la huelga indefinida.

Una huelga indefinida a la que están llamados unos 4.240 médicos de familia y 720 pediatras en los 430 centros de salud de la Comunidad de Madrid, en protesta por "la sobrecarga de trabajo, las agendas infinitas y la falta de tiempo para atender a los pacientes".

Hilda Herrera, médica de familia Atención Primaria presente en la concentración, relataba con crudeza para Público la situación insostenible por la que atraviesan multitud de facultativos: "Quiero ejercer mi profesión de la mejor manera, atender bien a mis pacientes, pero tenemos las agendas desbordadas, esto no es justo ni para nuestros pacientes ni para nosotras"

Se trata de una situación que se ha ido cronificando a lo largo del tiempo y que, advierte Herrera, puede acarrear fallos involuntarios causados por el contexto límite que atraviesan: "Por supuesto que puede haber errores, necesitamos más recursos económicos y humanos de forma urgente, muchos médicos se están yendo a otras comunidades con mejores condiciones, los estamos perdiendo".

Para Javier Rodríguez, pediatra de Atención Primaria, la solución pasa por que la Administración asuma, "de una vez por todas", los compromisos a los que llegó en la pasada negociación, a saber; limitación de pacientes e incremento retributivo. "Sin eso, el futuro de la Atención Primaria está abocado a la muerte", denuncia el pediatra.

"Los pacientes no son churros, si queremos atenderlos de forma adecuada tenemos que cumplir con las ratios acordadas, es decir, que los médicos no pueden atender a más de 30 pacientes y los pediatras a más de 21 en un mismo turno, algo que rara vez se cumple", lamenta Rodríguez.

"Esto no es sostenible"

Magaly Dorval, médica de familia en Atención Primaria, reconoce estar al límite. "Esta situación está repercutiendo en la relación que tengo con mi familia, la sobrecarga de trabajo que tenemos hace que lleguemos a casa extenuados por el desgaste emocional e intelectual", denuncia.

Una sobrecarga que, explica, deriva del paulatino éxodo que se está produciendo en la Comunidad de Madrid por parte de sus facultativos. "Nuestra capacidad asistencial está mermada porque muchos de nuestros compañeros optan por irse a otras comunidades o al exterior en busca de condiciones mejores, mientras aquí nadie suple sus bajas".

Por último, denuncian también un intento por "desprestigiar" su labor. Dora Bejarano, pediatra de Atención Primaria, ha querido señalar una estrategia comandada por Isabel Díaz Ayuso que, lamenta, buscado enfrentar a los médicos con los pacientes llegando a tildar a buena parte de la profesión de "vagos que no arriman el hombro".

Algo que, según Bejarano, nunca conseguirán, no en vano "la población cree más a su médico que a los que gobiernan", aduce esta pediatra, para quien la manifestación del pasado domingo 13 de noviembre dio buena muestra de con quién está la ciudadanía.

Fuente; https://www.publico.es/sociedad/medicos-familia-pediatras-congregan-dar-inicio-huelga-indefinida-pacientes-no-son-churros.html#md=modulo-portada-bloque:4col-t1;mm=mobile-big

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Latalaya.org