A+ A A-

El 19J Featured

 Andrés Hidalgo

Desde que se conocieron ayer los resultados de las elecciones en Andalucía, no han sido pocas las personas supuestamente “de izquierda” que han arremetido en las redes sociales contra los votantes, con actitudes de reproche, calificativos fuera de lugar, cuando no insultos, advirtiendo que sobre ellos caerán todas las plagas y maldiciones conocidas. Lo que se dice vulgarmente, hacerse mala sangre y echar la culpa al empedrado.

Para esta corriente de opinión, no hay más culpable que un pueblo incapaz de distinguir lo bueno de lo malo, dando por sentado que lo bueno es lo que ellos defienden y no advirtiendo ningún error por cuenta propia. Parecen desconocer que en democracia, no se puede elegir el cuerpo electoral, esto es, los propios votantes y sí todo lo demás, por ejemplo: los partidos que han de representarnos. Tanta soberbia no nos llevara muy lejos.

También hay quienes buscan en causas exógenas a los únicos responsables del desastre acontecido, los medios de comunicación, la utilización de encuestas para condicionar el resultado final, el adelanto interesado de la convocatoria, sin detenerse a pensar que algo tendrán que ver también quienes se presentaban a los comicios.

Es difícil que la izquierda avance si sus valores no son compartidos, por amplísimas capas de la población, “la conquista del poder cultural es previa a la del poder político” decía Gransmci. Hoy los valores de la igualdad, la solidaridad y la cooperación, no están en su mejor momento, por el contrario, el individualismo, el egoísmo y el sálvese quien pueda, están a la orden del día. La mayoría quiere sanidad y educación de calidad, pero no quiere pagar más impuestos, no se puede soplar y sorber a la vez.

 

Es evidente que de la gestión pasada del PSOE, cuando gobernó Andalucía, no todo lo que queda son buenos recuerdos, que con seguridad continúan pesando, tampoco se puede decir que haya contado con el decidido apoyo del conjunto del PSOE andaluz, ni que el candidato elegido tuviera la entidad y carisma necesarios para la ocasión, por no hablar de una campaña electoral que asumía de antemano la victoria del PP y se interrogaba permanentemente acerca de con quien gobernaría la derecha.

No le ha ido mejor a las otras opciones de la izquierda, que teóricamente tendría que haber recogido, el descontento con el PSOE.  Para sacar menos representantes de los que tenía históricamente IU, no era necesario dar tantas vueltas, dividirse y juntarse y volverse a dividir, sopas de siglas que no representan a nadie, los grandes perdedores de la noche, la supuesta “fuerza del cambio” ha perdido mucho más de lo que ha conservado, se lo tendrán que hacer mirar. Las ideas no viven sin organización y sin trabajo militante, el populismo, los hiperliderazgos y la política líquida están agotados para la izquierda, hoy el manejo de las emociones irreales cabalga junto a Vox, la ventana de oportunidad por donde se colaría la “nueva política alternativa” de la que tanto hablaban Iglesias y Errejon, así como sus ideólogos populistas Laclau y Moufee, está cerrada.

Los nuevos partidos que venían a cambiarlo todo, no han cambiado nada y hoy por suerte están empezando a desaparecer, lo hemos visto con Ciudadanos, del que ya no queda nada, esperemos que ocurra lo mismo con Vox después de lo acontecido ayer y lo vemos con Podemos, que hoy es más una rémora que otra cosa.

 Si la izquierda española quiere conservar el gobierno del estado, tendrá que analizar lo ocurrido y reorientar su trabajo, ha quedado demostrado que una buena hoja de servicios, salario mínimo, revalorización de pensiones, inserción social, derechos civiles, etc.., no son suficientes para revalidar una mayoría, que aparece confusa para muchos de nuestros conciudadanos, que no proyecta estabilidad por el constante ruido de fondo que generan los propios socios de gobierno y los necesarios apoyos externos, instalados en el chantaje permanente.

El contrapunto de las Elecciones Andaluzas, lo ponen las otras dos convocatorias que ayer tuvieron lugar en Francia y en Colombia.

La pérdida de la mayoría absoluta por parte de Macron en las legislativas francesas, le obligara a negociar con una izquierda que ha mejorado de forma sustantiva sus resultados y encontrará una importante oposición a muchos de sus propósitos supuestamente “modernizadores”, como por ejemplo: la reforma/recorte de las pensiones.

Pero la gran victoria del día, sin duda es para Gustavo Petro, elegido Presidente de Colombia, donde por primera vez en la historia la izquierda gobernará el país, una victoria clara que aleja las dudas sobre el escrutinio y que permitirá que el próximo 7 de agosto tomen posesión de sus cargos el Presidente y Francia Márquez la Vicepresidenta.

Fuente: https://www.facebook.com/andres.hidalgo.gonzalez

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Curso de competencias digitales para mujeres del ámbito rural

Curso de competencias digitales para mujeres del ámbito rural

La concejala de Mujer e Igualdad de Oportunidades, Melba Miñano Bleda, ha inaugu...

Izquierda Unida-Verdes de Yecla apoya las movilizaciones en defensa del hospital Virgen del Castillo

Izquierda Unida-Verdes de Yecla apoya las movilizaciones en defensa del hospital Virgen del Castillo

Alberto Martínez: “Las movilizaciones son fundamentales para que en Murcia se no...

El PSOE de Cieza convoca un "Encuentro con Orgullo"

El PSOE de Cieza convoca un "Encuentro con Orgullo"

Con motivo de la celebración del día del Orgullo LGTBIQ+, mañana, día miércoles ...

Latalaya.org