A+ A A-

Déjeme que le dé un dato, Sr. Casado Featured

 Alejandro Inurrieta / El Diario

Lo que sin duda le ocurre, señor Casado, es que confunde quiebra con sobreendeudamiento. De nuevo aquí, sus anhelos van más lejos que su conocimiento e inteligencia. España, como el resto de economías, ha sufrido un serio shock económico provocado por la pandemia

En una reciente y brillante entrevista en un medio que se declara fan del Sr. Casado, el líder de la oposición en España ha lanzado al mundo entero una aseveración categórica: España está en quiebra. De todos es sabida la solvencia técnica y académica de nuestro ilustre político, por lo que todos los inversores, internos y externos, deberíamos estar prestos a sacar nuestros ahorros e irnos a alguno de los paraísos fiscales donde insignes políticos de dicho partido han depositado, y siguen haciéndolo, sus modestos capitales.

Por esta razón, y parafraseando a la Vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, el Sr. Casado debería conocer algunos datos. Si España estuviese en quiebra, obviamente, esa variable tan utilizada en el pasado, la prima de riesgo, estaría desbocada, como lo estuvo cuando gobernaron Zapatero y Rajoy, pero lamentablemente para su intelecto en estos momentos se sitúa en 64 pb. por lo que, a día de hoy, su deseo de bancarrota parece lejano. Como debería saber, los mercados financieros huelen de forma rápida aquellas economías que pueden estar en riesgo de impago.

Lo que sin duda le ocurre, Sr. Casado, es que confunde quiebra con sobreendeudamiento. De nuevo aquí, sus anhelos van más lejos que su conocimiento e inteligencia. España, como el resto de economías, ha sufrido un serio shock económico provocado por la pandemia. Y por fin, a pesar de su ideario económico tan básico como fracasado, las autoridades financieras nacionales e internacionales han optado por elevar el gasto sin reglas absurdas de mantenimiento de déficit y deuda en unos niveles que únicamente sirven para desmantelar los magros estados del bienestar, como el español. Esta coyuntura, avalada por el FMI, la OCDE y los bancos centrales, ha consistido en la emisión de deuda masiva, así como transferencias masivas de dinero público hacia el sector privado y el engrandecimiento del tamaño del sector publico en aquellos sectores que la anterior crisis de deuda privada dejó tiritando, gracias a políticos como los de su partido.

Por tanto, sí España tiene un nivel de deuda sobre PIB más elevado que hace un año, pero así lo tienen el resto de países de nuestro entorno, como Italia, Francia, Bélgica o Japón, por poner algunos ejemplos. Parte de esta deuda la ha comprado el BCE, como también deuda privada de empresas, por lo que su absurda aseveración nada tiene que ver con la realidad económica que plantea el BCE, cuya política de compra de deuda se mantendrá hasta que se disipe cualquier rastro de incertidumbre sobre algún país miembro. De ahí la apuesta de los Fondos Next Generation para paliar los efectos de la pandemia y sus consecuencias sobre el desarrollo económico.

El resto de cifras que Ud. lanza para justificar semejante falsedad tienen que ver con el número de parados, no son 5,4 millones sino 3,2 millones, así como dudar de las cifras de crecimiento del país o su intento desesperado porque los fondos europeos no llegasen a España en las mejores condiciones para empresas y familias.

El peor escenario en muchas décadas no ha contado con el apoyo de su grupo político en muchas de las medidas que han servido para salvaguardar el empleo y las rentas de empresas y familias. Ni los créditos ICO ni la moratoria de embargos por COVID han merecido su voto a favor, entiendo que porque no quería aumentar el gasto público, dada su alergia a los servicios públicos.

Pero lo que más choca a la hora de entender su osada advertencia es que su alternativa es un modelo como el de Madrid donde se busca que apenas paguen impuestos las rentas altas, el patrimonio elevado o las grandes empresas, para poder ir minando la red de seguridad para parados, rentas medias y bajas, inmigrantes, mujeres y jóvenes. Un país en quiebra sin recaudación fiscal es una bomba de relojería. No hay que olvidar que España tiene una presión fiscal entre 5 y 6 puntos porcentuales más baja que la media de la UE. Aquí tampoco han sido muy valientes los sucesivos ministros y ministras del PSOE que siempre han comprado la curva de Laffer con fervor, aunque luego les corregían mínimamente algunos de los presidentes, con algunos parches para aparentar su leve sesgo izquierdista.

La realidad, Sr. Casado, es que España no va a quebrar, pero algunas CCAA gobernadas por su partido sí están sufriendo quiebras importantes en el ejercicio del derecho a una educación, sanidad y servicios sociales  dignos y en igualdad, fruto del desprecio ideológico que le produce el Estado del Bienestar, máxime tras sus roces extramaritales con la ultraderecha de Vox.

Pero hay un dato que todavía le va a hacer más daño, Sr. Casado. El mundo ha despertado de un mal sueño que le recordaba lo que significaba el déficit excesivo, la inflación y la deuda, como elementos tóxicos a erradicar. Los países con soberanía monetaria, como Reino Unido, han podido utilizar el recurso de la creación de dinero por parte del Banco de Inglaterra sin límite, sabiendo que muy probablemente no lo tendrán que devolver y el resultado ha sido que la inflación no se ha disparado, lo cual todavía nadie lo ha explicado. El principio de demanda efectiva debería ser el que guiase la política económica en el mundo inteligente y así nos ahorraríamos los debates estériles sobre los riesgos de subir el salario mínimo y su impacto sobre el empleo. Tal vez por este cambio de paradigma, el último Nobel de Economía, David Card, ha podido demostrar esta falsedad a personas como Ud., aunque dudo mucho que entienda dicha literatura. 

Solo me queda recomendarle, Sr. Casado, que sea más prudente y no se exponga a hacer más el ridículo, aunque todos sabemos que tiene gran parte de la prensa generalista y la económica que le jalea, aunque sepan que todo lo que anuncia es falso. Tal vez por ello, haya decidido intervenir, de facto, la televisión pública nacional y la autonómica en Madrid a ver si puede seguir evangelizando con su ignorancia hasta lograr llegar a la Moncloa sin coste.

Fuente: https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/dejeme-le-dato-casado_129_8389487.html

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Conferencia del Foro por el Pensamiento y el Diálogo

Conferencia del Foro por el Pensamiento y el Diálogo

El Foro por el Pensamiento y el Diálogo propone una nueva conferencia titulada "...

Deportes anuncia la publicación de la convocatoria de subvenciones a clubes deportivos, cuya partida aumenta en un 150%

Deportes anuncia la publicación de la convocatoria de subvenciones a clubes deportivos, cuya partida aumenta en un 150%

La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Cieza, dirigida por Carlos Semitie...

Latalaya.org