A+ A A-

Profesor Cámara: elogio obligado del agua envilecida Featured

Pedro Costa Morata

No, ni mucho menos. El artículo “La agricultura en la región de Murcia: un modelo de transición ecológica justa”, publicado por el profesor Miguel Ángel Cámara, catedrático de la Universidad de Murcia, en murciaplaza.com (24 de abril), no consigue ni vencer ni convencer. Todo lo que logra, y esto sí, en demasía, es sumirnos en profundo decaimiento, ya que no es fácil entender cómo un murciano culto puede incurrir en tamaño texto-dislate.

El esfuerzo personal, alterado por interjecciones, a que somete la lectura de ese artículo, obliga a preguntarse cómo estará la cabeza del autor que, siendo catedrático de Química Agrícola se expresa como si lo fuera de Empresa Agrícola, con la particularidad de que la ideología que lo reviste es, a todas luces, falaz y anti natura.

Así es como se comprende que su perorata se inicie con el elogio/invocación al

“empeño, esfuerzo y talento de una nueva generación de emprendedores”, generación que, precisamente, está en la picota por lo contrario de lo que su valedor proclama: por su feroz inquina contra el medio ambiente y su usura sociolaboral.

Habría que ver qué jurado, ecuánime y sensible, le ha otorgado a la agricultura murciana la patente de “modelo productivo ecoeficiente referente a nivel mundial”, porque tendrá que componerse de analfabetos en agronomía, energética y, por supuesto en una química qué no atente contra la ecología; de existir, será un conciliábulo de líderes empresariales codiciosos y aberrantes, voluntariosos ignorantes en casi todo lo que definiría a una agricultura ecoeficiente, que no es sino la que cultiva sin productos químicos de síntesis, con aporte energético solar (fotosintético, no de energía eléctrica solar) y con mano de obra atenta y abundante. La agricultura que publicita Cámara se basa en tres mentiras, que exhibe sin el menor pudor: la  “sostenibilidad del binomio agua-energía”, que quisiera ignorar la escasez de ambos recursos, sobre todo el primero, y la subvención energética y ambiental de todos los productos químicos que utiliza; “el marco de transición ecológica justa”, en el que dice inscribir esta actividad, como si no se conocieran bien su evolución y el futuro que definen, con su creciente desafío ambiental y social; y el “fortalecimiento del modelo agrícola”, que discurre entre excesos y derroches, burbujas amenazantes y una  calidad imposible (que las prácticas comerciales y los espejismos de brillo y tamaño pretenden sustituir).

Llamar a esto “agricultura de precisión” son ganas de confundir la obsesiva aplicación tecnológica, de mero objetivo productivista, con el debido respeto a los ciclos naturales y la adecuación, respetuosa y científica, de los cultivos al medio (suelo, humedad, clima…). Quien quiera admirar la tecnología aplicada a esta agricultura, que se pasee por nuestros campos enfoscados por las fogatas (ilegales) de parafina o la quema (salvaje) de residuos de las cosechas: tecnología de precisión, vaya que sí.

Es, en fin, la región de Murcia, como resume Cámara el entusiasta, “un referente internacional de buenas prácticas y compromiso con el mantenimiento y preservación de nuestros recursos naturales”, y si algún necio se atreve a dudarlo, que recorra nuestras vegas, planicies y litoral, con la precaución de tener los ojos bien cerrados y las narices protegidas, para no toparse con los vertidos y chorreteos ubicuos y de múltiples coloraciones, olores repelentes de amplísima gama y visiones variopintas que dan arcadas; no se interese por el estado de los acuíferos, contra los que vienen atentando cada día con un poco más de veneno, esas prácticas “buenas y sostenibles”.

Asómbrese de hasta qué punto este modelo de agricultura ecoeficiente “respeta la biodiversidad y el paisaje”, y déjese llevar por el éxtasis irreprimible que le producirán las hectáreas de lechugas sin horizonte probado, la desaparición radical de vegetación original y el oprobio hacia la geografía física y la memoria del tiempo. Créase, dejándose llevar por la entregada prosa de Cámara, que todo esto lleva a una “transición ecológica justa”, y no haga caso del pequeño detalle de que gran parte de esta agricultura se desarrolla –¡desde hace ya casi 30 años!– violando la profusa legislación que prohíbe la ampliación de regadíos, el maltrato de los acuíferos y del suelo, la destrucción de la flora y la fauna silvestres, la alteración del paisaje… con la atenta complacencia de todo un sistema sociopolítico –esta región de Murcia, de tantos récords– que ha caído en manos de un agropoder codicioso e impune que se permite destilar, a manos de Cámara, propaganda barata e infumable.

Merece la pena, pues, analizar con cuidado el artículo objeto de este berrinche de cronista asequible a (comprensible) hartazgo. Porque se trata de un texto que firma un catedrático de la universidad pública murciana, sí, pero que se preocupa de añadir que también es “Director de la Cátedra de Ecoeficiencia Hídrica”, una de esas  creaciones, de infeliz colaboración Universidad-Empresa, ya que la financia Hidrogea, antes Aquagest, una empresa multinacional (grupo Suez, francés) que viene marcando puntos en el acaparamiento en la gestión del agua de numerosos municipios murcianos, con escándalos de gestión en varios de ellos. Quien esto escribe, bien informado, denunció a principios de 2014 prácticas ilegales e irregulares de Emuasa, la empresa mixta del agua (con el 49 por 100 de Hidrogea) en la capital, que se resumían en el abuso empresarial y la inacción del consistorio que presidía el mismísimo Miguel Ángel Cámara. El artículo, “Gestión municipal del agua: del descontrol al saqueo”, me fue rechazado por el diario La Opinión, que no quería molestar a la empresa (o al Ayuntamiento, o a ambos) y acabó apareciendo en La Clave de Lorca (26 de marzo de 2014). Mientras tanto, abundaban los procesos contra esta empresa en la región y en España, saliendo por ahora incomprensiblemente ilesa.

Así que resulta imposible no sospechar que a Cámara lo compensa Hidrogea con esta cátedra (de intencionalidad defensiva, dados los hechos) por su comportamiento tan proclive y generoso como alcalde; y así no extrañará que se exprese, en el entorno de la susodicha cátedra, con un texto de encomienda empresarial (tales son sus dislates), sin asomo de sentido ecológico ni rigor científico.

Si fuera posible considerar que el “ideario” de esta cátedra está expresado por el artículo de Cámara (que es muy rotundo, con evidentes pretensiones identificatorias), habría que pedir a la Universidad de Murcia que revise seriamente este caso de “colaboración” con empresas de tan conflictiva esencia y existencia, dejando que la imprudencia temeraria sea asumida por el catedrático a título individual, pero no como miembro de la máxima institución educativa regional: insistiré en que el texto que critico es indigerible y grotesco, y desafía provocativamente la realidad de una dramática situación ambiental.

Que a la Universidad murciana le venga bien disponer de recursos financieros venidos de la empresa privada no le debe impedir analizar con exquisito tacto casos como éste: si en años pasados los recortes autonómicos a la Universidad vinieron de la mano del PP en el poder, siendo Miguel Ángel Cámara secretario general del partido, a la hora de allegar fondos privados para dar oxígeno a la Academia se debe de ser muy cuidadosos en la selección de empresas, contenidos didácticos y, más todavía, directores beneficiarios que, como Cámara, conlleven escándalo.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

La Concejalía de Comercio abre el plazo de solicitud para la nueva campaña 'Somos de 10'

La Concejalía de Comercio abre el plazo de solicitud para la nueva campaña 'Somos de 10'

La Concejalía de Comercio del Ayuntamiento de Cieza ha publicado las bases de un...

Abierto el plazo de solicitudes para participar en el programa de empleo social del Ayuntamiento de Cieza

Abierto el plazo de solicitudes para participar en el programa de empleo social del Ayuntamiento de Cieza

El Ayuntamiento de Cieza, a través de la Concejalía de Empleo y Desarrollo Econó...

Latalaya.org