A+ A A-

SUMAR crea las condiciones para el congreso de unidad orgánica de la izquierda Featured

Salvador Navarro

 

En estos tiempos en que la historia de España cabalga a lomos de la historia de Europa (concretamente de la historia de la UE) sin ser lacaya de ésta, nos movemos en las zonas de la acción política, de la realización de lo pensado, y sin pensar lo realizable. La acción es mera actividad sin perspectiva histórica que no sea la de crecer en un sentido de negación de lo necesario y de afirmación de lo que nos niega. Sobre ese lomo euro-americano cabalgamos, o mejor, nos cabalgan a nosotros, famélicos jamelgos sureños.

La reflexión del proceso deviene relato del presente. Significado indiferente. Vuelta al sujeto, negación del objeto, adoración religiosa de la cosa. En ese contexto no existe ni la imagen, ni la figura, sino el relato. Lo real como realización de la cosa es el relato. La lucha ideológica degradada a lucha cultura. En ese espacio la realidad objetiva es puro comentario de texto. Cotilleo político y no acción política. La imagen de Gramsci, del Che, prevalece sobre su contenido teórico, sobre el aprendizaje de sus actos políticos que se movían en el flujo de la historia. El Gramsci encarcelado no es el mismo que el Gramsci fundador del PCI. El Che fotografiado no es realidad material, es relato; que nadie se confunda. No existe lo histórico sino lo concreto en cuanto abstracto, en cuanto cosa no objetivada por la realización lógico histórica. Una camiseta con un diseño es un hecho y no la relación social que la produce. Ese es el engaño auto producido por la izquierda. El producto y no el proceso de producción son la base del relato, porque si nos movemos en el proceso de producción la consecuencia no es el relato es el análisis crítico para la praxis. Y es un momento de la praxis. Es la praxis de lo necesario para la construcción, la producción de la vida, de los medios necesarios para la vida. El relato es la negación de todo eso y en consecuencia de la política como medio instrumental de transformación y su sustitución/negación por la palabra sin objeto, incluso sin cosa.

La lógica de lo posible, sí, pero como categoría de la lógica de lo necesario. La lógica de gobierno, sí, pero como categoría de la lógica de lo histórico de la clase obrera. Lógica proletaria para la realización de la categoría de la lógica de lo posible, de la lógica de gobierno. Y es ahí donde se construye las condiciones de posibilidad. Hay que construir las condiciones de posibilidad. Sin lógica de lo necesario no hay lógica de la posible, excepto la extraña a la proletaria.

La necesaria reconstrucción de la base lógica fundamental de lo materialmente realizable en los procesos sociales de producción es la condición necesaria para la producción de condiciones de posibilidad para la transformación pretendida. Sin ello es imposible la transformación, es la vuelta, el regreso a la lógica del Socialismo Utópico, es el reconocimiento práctico del fracaso de la izquierda en cuanto a su proceso material de realización. Es la praxis del fracaso que la izquierda española padece desde su aparición en la historia de España. Superar esa situación es la condición sine qua non, no solo para que pueda seguir avanzando, sino para que pueda ser significativa su participación materializarle en la historia de España. Sin esa base lógico fundamental materialista la izquierda española no existe, no tiene capacidad alguna de ser útil a la clase trabajadora española y por ende a la europea. No hay otro problema más urgente que ese. Por mucho que lo tape la utilidad siendo gobierno. Eso es lo inmediato pero no lo urgente, ni lo imprescindible. Porque sin esa base lógico materialista lo que le espera a la izquierda es un constante estar rotando en círculos concéntricos en lo inmediato sin llegar a lo imprescindible.

La crisis del Régimen del 78 no solo puso en cuestión al mismo, sino también a todos las actores políticos que ayudaron a su constitución, entre ellos la política de Reconciliación nacional del PCE de Santiago Carrillo, y por la cual la izquierda pagó el precio de la división y la desunión, así como el de una política sólida y con un horizonte histórico definido. Con esa política del PCE se inició un doble ciclo, el de la creación de las condiciones de producción del Régimen del 78 y el de inicio de la separación de las fuerzas que convivían en el propio PCE. Es ahora, con el cuestionamiento del régimen del 78 con lo que se acaba ese doble ciclo, y son los momentos que estamos viviendo. Respecto al ciclo de la izquierda lo que se acaba es ese ciclo de división y desunión del PCE y aliados y se inicia un ciclo de unidad. Estamos viviendo el fin de las últimas políticas estalinistas que llevaron a la izquierda a la desunión y estamos en un proceso de unidad que acabará con un congreso de unidad. El pacto de los botellines entre Podemos e IU y ahora SUMAR son ejemplos, cada uno con sus características propias, del camino de unidad en el que la izquierda está ya inmersa. Como veíamos, en su fase electoral todavía, y en el horizonte cercano, en el de la unidad orgánica en un partido de masas y férreamente unido en sus fundamentos y con capacidad de llegar a amplios sectores de esta sociedad española, recuperando los valores esenciales de su propio movimiento y, como ya hace, recogiendo todas las aportaciones y maneras comunicativas de realización de su proyecto. Con ello se cerrará el ciclo de división y desunión que se inició con la política de Reconciliación Nacional de Santiago Carrillo. Política que el mismo dio por terminada con su salida del propio PCE. En ese momento el PCE se liberaba en su núcleo irradiador de sus formas y modos estalinistas.

El 15M, Podemos e IU, con el acompañamiento de sus derivadas y de los demás ismos que les acompañan y nutren, han creado un espacio del cual ha surgido SUMAR, son las bases que pueden anticipar la construcción de lo imprescindible. En este bella lucha de potencialidades se incuba el germen de ese gran partido que necesita (y ya demanda el electorado) la gente, y en concreto la clase obrera española. Un partido de masas en la medida en que cumpla sus objetivos históricos que esas masas le demandan. En ese partido unido y de masas, nadie sobra, todos caben, después de un gran acuerdo en un congreso de unidad. Firmeza en los principios, flexibilidad en las políticas. Sin eso, es imposible asaltar nada, sin crear poder no se tiene poder. El poder se construye no se toma. Y para construir poder primero hay que construir las condiciones de realización que lo haga posible, y eso lo resuelve un Congreso de Unidad de todas las fuerzas del espacio político que quiere representar SUMAR. Sin ese partido, nada es posible, excepto lo inmediato. Esa lección debería estar aprendida.

Y es más. El propio proceso de constitución de SUMAR ha creado las condiciones para la creación de ese gran partido unido, para la convocatoria de ese congreso. Por varias circunstancias.

La primera es la naturaleza y magnitud de las tareas que se derivan de la propia aparición de SUMAR. Después de las elecciones, el propio trabajo creará la unidad de acción y hará imprescindible avanzar en esa dirección. Nadie querrá, ni podrá retroceder, excepto los que quieran destruir la unidad realizada. Y las propias tareas de gobierno o de oposición obligarán a ello.

La segunda es aun más importante. La unidad orgánica es el siguiente paso a la unidad electoral. Después de eso el retroceso es el desastre. Solo queda ese camino. Camino selectivo, desde luego, no nos engañemos, pero que es imprescindible recorrer hasta el final.

Y por último una circunstancia imposible de no tener en cuenta cual es. El proceso histórico de descomposición del capitalismo se ha acelerado desde la crisis del 2008 y con ella el modelo neoliberal que es la forma ideológico política del Capital Financiero Internacional. Ello nos obliga a tener preparada una herramienta acorde con esa situación. Y esa herramienta es el Gran Partido de Masas, o de la gente según definen los relatistas. Sin olvidar la urgencia de su constitución dada la velocidad y peligrosidad de la descomposición del capitalismo, concretamente en el llamado occidente.

Pero vemos como el fortalecimiento de las posiciones partidarias (y en concreto Podemos en su actual y necesaria fase de consolidación, sobre lo cual deberían reflexionar para así sumar a la común. Podemos es parte de lo común, puede ser el núcleo centrípeto de lo común, y en la medida en que lo haga, fortalecerá su propia identidad cara, tanto a SUMAR, como al proceso orgánico de unidad. No conviertan en antagónico lo que es complementario en la unidad) ya empieza a impedir, y condicionar, el desarrollo del proceso de unidad de esa diversidad, rica en matices, pero huérfana de categorías de que  UNIDAD les lleve a la construcción de lo imprescindible: Un partido unido y solido que deje atrás las diferencias por los matices de relato y que se centre en los matices de lo imprescindible. Siendo lo imprescindible, como decíamos arriba, la unidad de concepto político y la unidad de lo orgánico y de su propio concepto. Si se quiere, después de la unidad electoral en SUMAR, o al mismo tiempo y en espacios diferentes y paralelos que avancen y se apoyen mutuamente en un proceso de unidad de teoría y práctica. De teoría de los fundamentos lógicos y político históricos y práctica en la referente a lo electoral y de gobierno y de lo orgánico. Siendo conscientes de que se trata de un proceso de único y diverso y simultáneo, que se mueve en las dimensiones de la historia material y que mueve a las masas trabajadoras y sus aliados. Lo que muchos llaman la gente. Ese proceso histórico es el que la izquierda tiene que recorrer si realmente desea ser significativa en la evolución histórica de España y de la UE. Si quiere realizar las tareas que le demandan la situación concreta.

Y además, ese sería el germen de una gran organización en Europa. Sería el germen en las naciones europeas. Y cumplida esa condición la UE tendría entidad e independencia geoestratégica en la nueva etapa de competencia global del hegemón.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Nueva edición del Mercadillo de Artesanía

Nueva edición del Mercadillo de Artesanía

El Ayuntamiento de Cieza organiza, el próximo domingo día 9 de octubre, una nuev...

Presentación del libro "Ilustración radical en España. Los hombres más malos del mundo”

Presentación del libro "Ilustración radical en España. Los hombres más malos del mundo”

El acto tendrá lugar el próximo lunes 10 de octubre a las 19:30 horas en la sede...

Nueva temporada de cine en el Aurelio Guirao

Nueva temporada de cine en el Aurelio Guirao

El próximo día 5 de octubre dará comienzo la temporada de programación regular d...

Latalaya.org