A+ A A-

Emilio (Martínez León):”Mi amigo atalayero” Featured

 Bartolomé Marcos

Emilio es uno de mis recientes amigos ciezanos del camino. No el de Santiago, no, el de Emilio, en Cieza, (Murcia), (España), que esta también es tierra de encrucijadas y senderos, y caminos hay en este terruño nuestro tantas veces áspero y desabrido, que nos depara la sorpresa del oasis inaudito, insólito e impensable, junto a ásperas dunas de atochas y matorrales, y que, en alicientes para el paseo, tienen poco que envidiarles a los de latitudes más regaladas, y, sobre todo, más regadas, por el cielo, casi siempre injusto y caprichoso en su reparto de las gracias y los dones… y de los panes y los peces, o del agua y otros alimentos. Y menos mal que nos dejó la fruta

Levantarse a las siete de la mañana, sea invierno o sea verano, para patear campo o monte, oír a los pajaricos y respirar la fresca brisa de la amanecida, antes de que el tuerto presente sus rigores (aunque quizá ya esté muerto, en perspectiva cósmica, que todo podría ser) es credencial sobrada de buena gente, sin más certificados de penales ni otros requisitos de ninguna clase. A esas horas, en parajes tales, no hace falta fuerza armada para vigilar los caminos. Los facinerosos y malhechores acostumbran a estar durmiéndola bien dormida. En el camino ciezano de Emilio Martínez León todo es paz y monte, paz y río, paz…paz. Porque la sonrisa perpetua y acogedora que siempre lleva por delante significa que Emilio, por encima de todo, está en paz y armonía consigo mismo, condición sine qua non para estarlo con el mundo entero. Emilio te habla siempre vivo, jovial, y dicharachero, arrastrando un poco las palabras como en una especie de unte, un deje característico que no molesta, como si les diera una pátina de barniz espeso a las palabras.

Como les digo, conocí a Emilio hace pocos años, ¿2012?, ¿2013?, subiendo y bajando por el zigzag a o desde el collado de la Atalaya. Miembro o integrante apócrifo de la muy venerable hermandad de los simpatizantes y amigos de los caminos, veredas y senderos de Cieza, de la que es patrón mayor nuestro añorado Manolico Dato, y devoto de la pequeña Virgencica del Buen Suceso, patrona de Cieza, que estás -hasta Septiembre- en las alturas de tu ermita; también devoto del Santo Cristo del Consuelo, unos metros más abajo, y también, cómo no, de San Bartolomé, siempre desollado y siempre mártir, que queda un poco como más en medio, en el amago de fortaleza, inacabada y ruinosa, del Muro, donde vive mi amigo, el fotógrafo infinito Fernando Galindo, a quien últimamente me ha dado por llamar a primera hora de la mañana cada día de esta semana en la que ha estado de vacaciones en el Hotel Galúa de la Manga, y de quien son también las fotos que ilustran esta semblanza, como no podía ser de otra manera. Sé que a esa hora lo pillo ya activado.

De Cieza, su pueblo, a Emilio le gusta casi todo, aunque, curiosamente…no le gustan las olivas. Él, eso sí, las regala cuando otros se las regalan a él. Me consta porque yo he sido beneficiario de ese regalo regalado. Como tantos ciezanos, Emilio trabajó en los albañiles durante bastantes años, después pasó a ser chófer-repartidor, 12 años, primero con los hermanos Martínez Cantó, de donde se me ocurre que quizá pudo venirle alguna inclinación por sus querencias religiosas, ya que siempre fueron muy amigos del inolvidable arcipreste de San Juan Bosco, Don Antonio Salas Gálvez. Después Emilio trabajó también con DIALCISA.

Emilio está felizmente casado, desde siempre y para siempre con Juanita, con la que tuvo sólo un hijo, Emilio Jr., que trabaja de administrativo en una empresa ciezana y que le ha proporcionado al matrimonio Emilio-Juanita su más apreciado tesoro: sus dos nietas, Noa, actualmente con 6 añitos, y Lara, la pequeñita, de 4. Se casaron, y es un dato anecdótico, pero curioso para estas crónicas aldeanas, el mismo día que yo, el 11 de Diciembre de 1976, y a la misma hora, la de la verdad, las cinco de la tarde, sólo que él se casó con Juanita en la que teóricamente era mi parroquia, San Joaquín, mientras que yo me fui al territorio y jurisdicción de Salas, a los “salesianos” de San Juan Bosco.

Confiesa Emilio que en realidad él no es una persona muy de iglesias, y que su acendrada fe en “su” Virgencica de la Atalaya y en “su” Santo Cristo del Consuelo (Emilio siempre utiliza en este caso los posesivos para subrayar su estrecho vínculo afectivo con esas advocaciones) es obra de sus padres, que, como tantos en Cieza, ponían en estas devociones populares el anclaje seguro de su fe sencilla, que forma parte de su vida y que alumbrará su muerte cuando llegue…y que la del gancho y la guadaña tarde muchos años en hacerlo. Y añade este mañanero zombi ciezano bueno y frugal, que aparenta muchos años menos de los que tiene (porque aunque no se lo crean tiene ya 69, y sigue pareciendo un muchacho, espigado, optimista, tieso y enjuto) que eso es lo que él ha mamado, y que, gracias a Dios, subraya, le ha ido muy bien. Dice que le gustaría ver su Cieza tan limpia como su Atalaya. Sus más queridas posesiones, aparte las intransferibles de la familia más cercana, son siempre compartibles y comunales, porque Emilio es un hombre de pueblo.

 

Con Emilio, su esposa Juanita, y su hijo Emilio Jr, ya un hombre hecho y derecho, tienen un tesoro de persona…Forman parte de la realidad, están en la vida, pero no salen en la Ley Trans (quizá por eso mismo…) Emilio es servicial y generoso, jovial y desprendido. Intuyo, porque no los conozco hasta ese punto, que son una pareja como las de toda la vida, añeja, antigua (que eso no es malo) de las que aún quedan muchos millones, a pesar  también de la ley trans. En hacienda y patrimonio seguramente no tienen nada, o se me antoja que tienen muy poco, salvo el piso de la Gran Vía en el que el matrimonio reside. Y de ese poco que tienen te dan lo que pueden, o lo que a él le regalan… aunque sean unas sabrosísimas olivas de Cieza. Gracias, Emilio, por existir…y por seguir siendo, como tú dices, “mi amigo atalayero”.

 

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Hacen pública la Agenda Cultural de Cieza para el mes de agosto

Hacen pública la Agenda Cultural de Cieza para el mes de agosto

El XXXII Festival Internacional de Folklore en el Segura, la Semana de Cine Mági...

Ya están a la venta las entradas de los diferentes espectáculos de la Feria de Cieza 2022

Ya están a la venta las entradas de los diferentes espectáculos de la Feria de Cieza 2022

El Ayuntamiento de Cieza ha dado a conocer los carteles de la programación music...

La Concejalía de Juventud abre una oficina de asesoramiento para la solicitud del bono alquiler joven

La Concejalía de Juventud abre una oficina de asesoramiento para la solicitud del bono alquiler joven

Cieza. 27.07.2022.- La Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Cieza pone a d...

Latalaya.org