A+ A A-

Una cumbre para la guerra y la pobreza Featured

 Pepe Haro

‘O entran ustedes en la OTAN, o les independizo las Canarias’. Este es el mensaje que, según cuenta el que fuera ministro de Adolfo Suarez, José Manuel Otero Novas, en una reciente entrevista que ha pasado casi desapercibida, trasladó el gobierno norteamericano al español a fin de presionar a éste para que abandonara sus dudas respecto de la integración de nuestro país en la Alianza Atlántica. Cualquiera diría que, en lugar de una conjunción de naciones libres que soberanamente deciden mancomunar sus políticas de defensa, aquella organización es más bien un clan mafioso en el que el capo chantajea y coacciona a terceros a fin de que ‘compren’ su seguridad integrándose en la banda criminal. Un poco como esos matones del hampa que obligan a los comerciantes del barrio a abonar una tasa periódica si es que quieren mantener la integridad de sus negocios.

Tres añadidos a lo dicho. El primero es que a la OTAN han pertenecido y pertenecen regímenes dictatoriales, lo que invalida que se trate de una asociación de democracias que defiende unos valores eternos e inmutables. El segundo es que ha protagonizado a lo largo de su historia una serie de intervenciones agresivas, injustificadas, y al margen de la legalidad internacional, que han provocado mucho sufrimiento y que en absoluto han contribuido a generar espacios de paz y seguridad, sino todo lo contrario. El último nos remite a los fracasos militares acumulados en los últimos tiempos, siendo el más sonado de ellos la vergonzosa retirada de Afganistán.

‘Los ladridos de la OTAN a las puertas de Rusia quizás llevaron al presidente ruso a reaccionar mal y desencadenar el conflicto’. Estas palabras del Papa Francisco son toda una lección de geopolítica respecto de lo que pasa en Ucrania. Una sencilla metáfora que explica muy bien el origen y desarrollo de lo que ocurre en este país. Y, sobre todo, apunta al sentido último de la existencia de una coalición que presuntamente nació para contrarrestar al ya desaparecido Pacto de Varsovia.

La OTAN ha pretendido superar su doble crisis política y militar, derivada de los factores arriba mencionados, fugándose hacia delante, es decir, incrementando la tensión con Rusia hasta el punto de provocar una reacción abrupta por parte de este país que empujase al conjunto de Europa, sobre todo a la parte más próxima geográficamente a Moscú, a buscar amparo bajo el paraguas de Washington y Londres, generándose una situación casi inédita en la historia: el componente militar y estratégico ha discurrido por separado y hasta enfrentado a las necesidades económicas de quienes se han involucrado en el conflicto. Y el paradigma de ello tiene nombre propio: Nord Stream 2. Se trata del gasoducto de 1200 km, con una inversión de 10.000 millones de euros, que debería estar llevando gas desde Rusia hasta Alemania para calentar a 26 millones de hogares germanos, sin pasar por Ucrania ni Polonia. Ha sido la primera víctima de la guerra, provocando un daño a la economía alemana de primer orden y, por extensión, al resto de Europa. Algo parecido, aunque de momento de menor envergadura, es lo que ha ocurrido entre España y Argelia: nuestra adscripción a la política atlantista en el norte de África(encaminada a fortalecer el eje Marruecos-Israel) va a provocar, cuando menos, un encarecimiento del gas que nos proporciona el país norteafricano. Y a nivel global, las sanciones contra el petróleo ruso no sólo están perjudicando, vía elevación de precios, a los países occidentales sancionadores, sino a todo el planeta, cuyas partes más deprimidas corren serios riesgos de sufrir hambrunas.

Así pues, ladrar a las puertas de un vecino con una larga lista de agravios sufridos a manos de quienes ladran trae consecuencias nefastas, tanto en términos de muerte y destrucción como de pérdida de bienestar. Lo que sorprende es el servilismo de los países europeos hacia esta estrategia contraria a sus propios intereses, los cuales indudablemente pasan por conformar una zona de cooperación y comercio, y por tanto pacífica, que se extienda desde el Atlántico hasta los Urales. Porque no es verdad que de esta guerra vaya a salir más OTAN, como apuntan los ideólogos del atlantismo. Si Suecia y Finlandia se suman finalmente al club, lo harán a costa de entregar la cabeza de los kurdos a Turquía, contraviniendo de manera flagrante los principios que dicen animar a los aliados occidentales. Y, en todo caso, esa extensión hacia el este no compensaría en ningún caso la segura pérdida de Ucrania para la causa atlántica, a lo que se añade su más que previsible partición territorial(lo que parece estar negociándose ya).

En este contexto tendrá lugar en Madrid, dentro de una semana, una Cumbre de la OTAN que se asimila a su refundación. Nace envuelta en un aumento sustancial del gasto militar(la ministra Robles ha pedido ya un crédito extraordinario de  3.000 millones)y en la propagación de una suerte de macartismo aplicado a quienes no asumen el relato oficial sobre la guerra de Ucrania, que incluye la maldad exclusiva e inconmensurable de Rusia. Aunque algunos en la izquierda pretenden banalizar, cuando no blanquear, el rol que ahora desempeña aquella organización militar, lo cierto y verdad es que nunca como hasta ahora había mostrado tan explícitamente su naturaleza. Porque jamás ha sido tan evidente que es un peligro tangible para la paz y el progreso en Europa.  Las jaurías amenazando la casa de alguien no traen nada bueno.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Curso de competencias digitales para mujeres del ámbito rural

Curso de competencias digitales para mujeres del ámbito rural

La concejala de Mujer e Igualdad de Oportunidades, Melba Miñano Bleda, ha inaugu...

Izquierda Unida-Verdes de Yecla apoya las movilizaciones en defensa del hospital Virgen del Castillo

Izquierda Unida-Verdes de Yecla apoya las movilizaciones en defensa del hospital Virgen del Castillo

Alberto Martínez: “Las movilizaciones son fundamentales para que en Murcia se no...

El PSOE de Cieza convoca un "Encuentro con Orgullo"

El PSOE de Cieza convoca un "Encuentro con Orgullo"

Con motivo de la celebración del día del Orgullo LGTBIQ+, mañana, día miércoles ...

Latalaya.org