A+ A A-

¿Por qué ahora “mola” Alberto Garzón? Featured

Rodrigo Terrassa

 

 

Aparecía el rostro del candidato de Izquierda Unida serigrafiado en rojo, en plan Che Guevara, y debajo una leyenda: “Garzón melofo”, con un corazón en la O de Garzón y una abreviatura subida de tono de lo que ya se imaginan.

Añadan un “llo” o un “llaría” al final para entender la pasión que despertó el político en muros de media ciudad.

Un día antes de las elecciones @GarzonMelofo ya tenía Twitter. “Los guapos también somos de izquierdas”, escribía en la jornada de reflexión.

Aseguran desde Izquierda Unida que ellos no tuvieron nada que ver, ni con las pintadas ni con una cuenta de Twitter que ya suma más de 2.500 seguidores con apenas 100 tuits.

“Hay expertos en comunicación política que están horrorizados con esto, pero a nosotros nos parece un fenómeno fan muy sano. Es una nueva forma de politización, con un carácter muy juvenil. Si la gente se acerca a la política a través de esto, bienvenido sea. Nosotros no lo promovimos, pero sí le sonreímos, jugamos con ellos y este ha sido nuestro acierto”.

“GARZÓN MELOFO“. Tiembla Banksy pic.twitter.com/AqeshmKkfb

Señorita Puri (@SenoritaPuri) 5 de febrero de 2016

Quien habla es la periodista Clara Alonso, secretaria ejecutiva de Comunicación de IU y una de las principales responsables del lifting que ha sufrido el partido y su líder en los últimos meses.

En el último barómetro del CIS Alberto Garzón era con 4,68 puntos el político mejor valorado por los españoles, destronando así a Albert Rivera, presidente de Ciudadanos.

Queredme menos pero votadme más”, bromeó el diputado de izquierdas con una cita que atribuyó a Julio Anguita, olvidando que antes ya lo había dicho Adolfo Suárez.

Izquierda Unida, dentro de la coalición Unidad Popular, logró 923.000 votos la noche del 20 de diciembre. Sólo dos escaños, el de Garzón y el de Sol Sánchez, ambos candidatos por Madrid. Un resultado desastroso pero con muchos asteriscos.

“Izquierda Unida ha resucitado“, mantiene Iván Redondo, consultor y asesor político. “El 20-D obtuvo unos resultados similares a los de 2008, cuando Llamazares era el candidato, pero ahora compitiendo con todo un nuevo partido alfa de la izquierda como es Podemos. Y eso es muy meritorio en estos tiempos”.

De repente Garzón es el político favorito, de repente Garzón mola, Garzón es sexy, Garzón es trending topic.

De repente los sondeos adivinan hasta 11 escaños para IU si se repiten las elecciones (los mismos que obtuvo en 2011 sin Podemos en el tablero) y Pablo Iglesias ya no hace tantos ascos a una posible alianza que Garzón recibe con los brazos abiertos.

Pablo tiene la oportunidad de articular no sólo a la gente de su partido, sino a la gente que no somos de Podemos y además no queremos ser de Podemos. Se dan las circunstancias históricas para tener una candidatura ganadora“, dice el candidato de IU.

“Alberto Garzón fue en clara inferioridad a las reuniones con Iglesias antes del 20-D, ahora ocurre al contrario”, insiste Iván Redondo.

“La fortaleza la tiene Izquierda Unida. Arrastra un millón de votos, con una fidelidad brutal, a niveles del PP, y eso puede ser fundamental para evitar un descalabro de Podemos. Juntos serían la primera fuerza de la izquierda”.

Una marca antigua

¿Qué ha pasado? ¿Cómo ha “resucitado” Izquierda Unida? Clara Alonso se remonta al verano de 2014. Ella asume entonces la comunicación de IU y Garzón es nombrado secretario ejecutivo del Proceso Constituyente.

Aún queda un año para que sea candidato a la Moncloa. Entonces ya detectan que el partido, aún bajo la coordinación general de Cayo Lara (64 años), necesita cambiar su forma de comunicar.

“Era fundamental resignificar la marca de IU en plena crisis de régimen, cuando los partidos estaban más cuestionados que nunca. Se nos asociaba a los partidos tradicionales porque tenemos 30 años de historia y eso nos castigaba. Surgieron nuevos partidos, formas de comunicación más novedosas, y nosotros conseguimos hacer el camino de vuelta desde la vieja política. Podemos nos dio una lección a todos. Ahora la marca funciona, interesa. Siempre tenían más impacto los mensajes de Garzón que los de IU, ahora estamos consiguiendo que la comunicación del partido también sea un referente”.

Izquierda Unida pasó a experimentar más allá de las ruedas de prensa y los comunicados (que siguen representando el 90% de su información), más allá de los actos de partido casi clandestinos con militantes de chapa, puño y banderita.

Explica Clara Alonso: “Teníamos que explorar nuevas vías y hubo mucho ensayo-error hasta que dimos con un estilo propio. En la campaña de las generales decidimos que era el momento de hacer ese cambio de arriba a bajo… Y entonces surgió ‘La Cueva‘”.

En un pequeño local del Partido Comunista en Arganzuela se reunieron durante la campaña una decena de activistas de IU de distintas profesiones: expertos en redes sociales, periodistas, diseñadores, técnicos de audiovisual… Ninguno cobraba del partido.

“Era obvio que nos encontrábamos ante una campaña planteada a cuatro y que nosotros nos quedábamos fuera del foco. Nos propusimos una estrategia rompedora, había que introducir nuevos elementos, innovar y arriesgar. Y contábamos con un candidato que nos permitía jugar, que venía aprendido de casa”, explica Alejo, uno de los miembros de ‘La Cueva’, responsable de imagen de la candidatura.

“Alberto es un personaje fundamental de la nueva política pero iba con una marca que se percibía antigua. Teníamos que acompañarle desde la marca de IU con una estrategia a la ofensiva“.

Este fue el primer tuit de @iunida bajo el nuevo plan de comunicación:

Bertín: “Dime tres países”

Rajoy: “Unión Europea, Marruecos, EEUU y Latinoamérica”#BertinYRajoypic.twitter.com/H7M4UmxJnJ

zquierda Unida (@iunida) 2 de diciembre de 2015

La noche del 7 de diciembre de 2015 marca un antes y un después. A-Tres-Media organiza el debate más importante de la campaña electoral con los cuatro principales candidatos: Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias.

Garzón, como casi siempre, no está invitado. Y a las 23:15 horas bromea en Twitter sobre su ausencia.

¿Os está gustando mi intervención? Es lo que tiene la democracia, que está a régimen #7dElDebateDecisivo

Alberto Garzón (@agarzon) 7 de diciembre de 2015

Su mensaje suma en unas horas más de 23.000 retuits y se convierte en el tuit de un político español más compartido en la historia de la red social.

Izquierda Unida atrapa todo el foco de las redes en la noche del debate, #FaltaGarzón se convierte en tendencia y el partido viraliza más que ningún otro.

Conseguimos protagonizar un debate en el que Garzón no estaba”, celebra Alonso.

La respuesta del público retroalimenta la nueva estrategia de IU ante las elecciones. La cuenta del partido comparte una foto de su candidato durmiendo la siesta con su gato y #GatetesConGarzon se convierte en trending topic.

Este equipo de CMs, en un ejercicio de transparencia, os enseña en exclusiva cómo se gestó el TT #GatetesConGarzón. pic.twitter.com/FbhdaO6RMl

Izquierda Unida (@iunida) 5 de diciembre de 2015

Publican una foto de una señora mayor de Valencia seguidora del político y #AbuelasConGarzon vuelve a arrasar.

Por las que nunca se han rendido. Para las que siempre han estado ahí y nunca salen en las fotos: #AbuelasConGarzónpic.twitter.com/30bfojlNcN

Izquierda Unida (@iunida) 13 de diciembre de 2015

Durante el mes de diciembre, la cuenta en Twitter de Izquierda Unida gana 44.000 seguidores y llega a más de 78.000 menciones, siete veces más que un mes cualquiera.

En marzo de 2015, por ejemplo, @iunida atrapó 23.000 retuits, en diciembre 328.000, una media de 10.600 por día (en marzo la media era de 767).

La última noche electoral #Garzoners (hashtag que reúne a los fanáticos del candidato) es tendencia mundial.

Garzón se sube a un fenómeno fandom que también arrastra a políticos como Íñigo Errejón.

“Estamos creando una comunidad de seguidores que no son militantes de IU. Vemos en cada acto que se acerca gente que no es la de toda la vida. Hemos recibido muchas críticas, incluso de gente del partido que cree que frivolizamos la política, pero que quede claro que todos nuestros mensajes, nuestros tuits, cada gif, cada meme, tiene un trasfondo político, de denuncia social, de denuncia de las injusticias”, reitera la Secretaria de Comunicación de Izquierda Unida.

Hoy va a ser un día grande. Mucha suerte hermanos y hermanas de la Guardia de la Unidad Popular. #Garzonerspic.twitter.com/0cOs7EvQXz

Izquierda Unida (@iunida) 20 de diciembre de 2015

Los miembros de ‘La Cueva’ se comunican al segundo vía Telegram, repartidos ahora por toda España, comparten ideas, posibles chistes, riesgos.

“Si uno de nosotros tiene dudas, se retira la propuesta”. No admiten influencias directas pero sí simpatías por la campaña de Manuela Carmena en Madrid o el ‘Feel the Bern’ de Sanders en Washington o la “cueva” de Obama que rastreó los perfiles de potenciales votantes en 2012.

La estrategia desborda los límites de internet. A tres días del 20-D, Garzón tiene que improvisar un mitin en una plaza de La Latina, su barrio, porque el Teatro se queda pequeño.

Podíamos hacer esto porque éramos una fuerza política muy outsider, nos podíamos permitir arriesgar“, cuenta Alonso.

El resultado, ya saben, sólo dos escaños. “La valoración es agridulce, pero nunca habíamos vivido una campaña así en la historia reciente del partido. Conseguimos un millón de votos de forma heróica, con una injusta ley electoral y en unas circunstancias muy hostiles. La experiencia nos ha hecho reafirmarnos en nuestra teoría. El partido subido a un atril ya no funciona”.

Mi actitud, que es profundamente radical, se manifiesta a través de unas formas un poco más elegantes, tranquilas

ALBERTO GARZÓN

Garzón es una figura en ascenso”, mantiene el politólogo Iván Redondo. “Hasta ahora no controlaba su partido pero ahora lo va a hacer y su estrategia desde el 20-D ha sido muy acertada. Ha hecho un discurso de izquierdas muy coherente y no se ha desgastado en el proceso de negociación. La lucha se ha dirimido entre Podemos y PSOE y él se aprovechará de los restos”.

Según Redondo, el candidato de IU tiene un perfil “muy transversal”. Es católico, pero de izquierdas. Tiene un discurso radical, pero unas formas muy moderadas.

“No necesita cacarear, ni atacar al rival. Es el candidato más joven pero sus ataques son más maduros. Cultiva muy bien las relaciones, resulta simpático para los votantes de cualquier partido y ha sabido ampliar su espacio en la izquierda, sin moverse de ahí, aprovechando los viajes de Podemos. Ahora que Pablo Iglesias tiene que volver a la izquierda se encuentra parte de ese espacio cubierto por Garzón, que ha ido raptando al votante desencantado y trabajando poco a poco al menor de 40 años, punto fuerte de Podemos”.

El consultor político habla del “efecto mariposa” de una alianza entre Izquierda Unida y Podemos ante unas nueva convocatoria electoral. “No sólo ofrecería una prima de 16 escaños a Podemos y las confluencias, sino que la centralidad política sería otra vez suya”.

Insiste Iván Redondo en que la de Garzón ha sido una estrategia redonda. “Y no creo que la haya hecho en solitario. Estoy convencido de que ha sido una estrategia conjunta con Podemos. Hay mucha sintonía entre ellos y el matrimonio se tiene que dar”.

En el rato que va desde el barrio de La Latina, donde vive Alberto Garzón, hasta el Congreso de los Diputados, donde trabaja, al diputado de Izquierda Unida le sueltan tres o cuatro piropos, le gritan aquello de “dales caña”, una estudiante le pide un selfie y le da las gracias “por lo que estás haciendo” y se le acerca un señor que primero avisa a su familia: “Sí, sí, se lo voy a decir”. Y luego se lo dice: “Alberto, que sepas que te voy a votar pero como pactes con quien no tienes que pactar…”.

“Mi padre me ha dicho lo mismo, que si me voy con Podemos no me vota, pero yo creo que ese temor de parte de la izquierda cambiará si la confluencia se hace bien”, asegura Garzón un día después de que todas las portadas hablen de nuevo de sus conversaciones con Pablo Iglesias para diseñar una alianza que permita adelantar al PSOE si se confirman las elecciones anticipadas.

Garzón se siente fuerte, incluso querido fuera de su partido. “Mi actitud, que es profundamente radical en el sentido etimológico del término se manifiesta a través de unas formas un poco más elegantes, tranquilas, y eso la gente lo agradece entre tanta crispación. Además en la campaña conseguimos llegar a un sector que perdimos desde la irrupción de Podemos, que eran los más jóvenes”.

¿Qué ha cambiado en el panorama de IU desde el 20-D?

Ha desaparecido la hipótesis que tenía alguna gente, entre ellos algunos de Podemos, de que nosotros habíamos desaparecido. Incluso mucha gente que votó a otras formaciones pensaba que votar a IU era tirar el voto. Pero hubo un millón de personas que nos votaron. No, no hemos desaparecido.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Se presenta en Cieza el libro Ilustración radical en España. Los hombres más malos del mundo

Se presenta en Cieza el libro Ilustración radical en España. Los hombres más malos del mundo

Tras su presentación en octubre del libro de Pascual Santos López, en la sede de...

Agenda cultural para las dos primeras semanas de diciembre en Cieza

Agenda cultural para las dos primeras semanas de diciembre en Cieza

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Cieza, Concepción Villa, ha anunciad...

Charla-coloquio en el Palacio del Almudí de Murcia

Charla-coloquio en el Palacio del Almudí de Murcia

Con el nombre de "Día de la Partición" los habitantes de Palestina rememoran la ...

Latalaya.org