A+ A A-

¿Qué esperaban? Featured

Adolfo Barrena Salces.- Los medios de comunicación, la fauna tertuliana, las redes sociales, la gente en la fila de la panadería,.... todo el mundo habla del poco talento de la gente, de la irresponsabilidad manifiesta de quienes llenan los centros comerciales, las carreteras hasta la nieve, quienes celebran fiestas ilegales,....

Claro, la sociedad en la que vivimos no se destaca precisamente por su capacidad de criterio, ni por valorar lo colectivo, ni tan siquiera por haberse hecho adulta aunque ya hayan cambiado varias veces del prefijo que marca la edad.

Una cosa global que se oye entre la gente irresponsable es aquello de "tengo derecho a hacer lo que me pase por las narices", otra cosa en común es "pues que me prohíban salir de casa", la tercera frase más escuchada es aquella de "si es que no se aclaran, no se lo que hay que hacer".

Empiezo por la tercera, todos y todas sabemos lo que hay que hacer, lo han dicho por activa y por pasiva: tener mucho cuidado, no romper tu núcleo de relación habitual, no ir a lugares con aglomeraciones, llevar la mascarilla,. Tan solo un irresponsable, o alguien aquejado de un infantilismo (con perdón para niños y niñas) agudo puede invocar ese nivel de estupidez.

Lo de prohibir, que enlaza las dos primeras manidas frases. Uno recuerda el mayo del 68, aquella frase de "prohibido prohibir". ¡¡Como la han pervertido¡¡.  El mayo del 68 respondió  a una búsqueda de libertad y derechos. Teníamos una imperiosa necesidad de apertura social, cultural, política y moral.

Aquel "prohibido prohibir" iba acompañado de otros como "Apaga la tele y abre los ojos" o este de "debajo de los adoquines está la playa" o bien "la imaginación al poder". El Mayo del 68, originario de Francia, llegó también a este país dominado por el franquismo. Las tapias, los muros, las fachadas de las facultades, a pesar de los grises  y de los guerricristos, lucían esas consignas. El movimiento obrero se consolidaba a pesar de la clandestinidad, las luchas eran conjuntas "obreros y estudiantes, unidos y adelante". Esa rebeldía colectiva buscaba la libertad, la democracia, trabajo, vivienda, educación, sanidad.... Se cuestionaba el sistema que explotaba a las clases populares mientras las fortunas y la burguesía incrementaban su patrimonio.

Hoy, esta gente "rebelde" defiende su derecho a ir a los hipercores, carrefures, corte ingleses y demás. Su derecho a salir de marcha, a ir a las estaciones de esquí, a ir a donde le salga las narices y a juntarse con quien, y con cuantos, les dé la gana. Defienden su libertad de ser consumidores, de ser explotados, defienden su derecho a no cuestionar nada. Más  que "rebeldes" parecen criaturas mal criadas, por no decir otras cosas más gruesas.

Es el resultado de décadas de liberalismo, de fomentar y desarrollar la cultura del yo, del individualismo, del "qué hay de lo mío", de la competitividad, de marginar lo colectivo, lo social.

Esto es lo que está demostrando la pandemia. La necesidad de cambios, un nuevo sistema económico y social.

Esto, lamentablemente, es lo que defienden y a lo que aspiran quieren desean, y esperan, recuperar la normalidad.

¿Aprenderemos algo?, pues espero que sí. Espero que se abran las puertas, por lo menos algunas, de la reivindicación de lo colectivo, de  lo social, de lo público, de lo de todas y todos.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Cieza: Intervención de Francisco Saorín en el pleno del 01/12/2020

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

La Fea Burguesía Ediciones presenta el poemario “El resto es propaganda” del ciezano Pepe Belló

La Fea Burguesía Ediciones presenta el poemario “El resto es propaganda”  del ciezano Pepe Belló

A pesar de los tiempos difíciles que vivimos, del alargamiento de la pandemia pr...

Nueva oferta formativa para el inicio de la campaña agrícola 2021

Nueva oferta formativa para el inicio de la campaña agrícola 2021

La Concejalía de Empleo y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Cieza, en col...

Latalaya.org