A+ A A-

Pedro Sánchez: "Lo peor está por llegar" Featured

"Más pronto que tarde venceremos al virus", dice el presidente en una comparecencia para hacer balance de la primera semana del estado de alarma

Irene Sánchez/El Diario.- Pedro Sánchez ha advertido de que los peores momentos por la crisis del coronavirus están aún por llegar en España, donde se prevé que el número de infectados aumente próximamente así como los fallecimientos y no ha querido poner una fecha para el fin de las medidas excepcionales en la lucha contra la expansión de la enfermedad. El presidente ha agradecido el comportamiento de la sociedad española en el confinamiento, pero ha avisado de que debe prepararse "psicológicamente" para la dureza de la próxima semana. 

"Los casos diagnosticados y fallecidos van a aumentar en los próximos días. Estamos en momento crítico y van a llegar días muy duros -ha afirmado-. Nos tenemos que preparar desde el punto de vista psicológico. Tenemos que llegar al fin de la semana que viene muy fuertes". A pesar de la advertencia sobre la próxima semana, Sánchez ha evitado poner una fecha al fin del confinamiento.

"Vamos a tratar de que sea cuanto antes", ha respondido a la pregunta de los periodistas de cuándo baraja que se llegue al pico máximo de contagios para que, a partir de ahí, se puedan ir eliminando la limitación de movimientos. "No me cabe duda de que más pronto que tarde venceremos al virus", ha aseverado el presidente, que ha explicado que lo importante ahora es frenar cuanto antes los contagios para evitar el colapso del sistema sanitario mientras los científicos buscan una vacuna.  

La industria al servicio del suministro necesario

"Desgraciadamente lo peor está por llegar", ha reconocido en la misma línea de lo que aseguró el miércoles en el Congreso durante el debate del decreto del estado de alarma. Sánchez ha comparecido en el Palacio de la Moncloa pasadas las 21 horas para hacer coincidir su declaración con los informativos justo una semana después de que el Consejo de Ministros aprobara el decreto del estado de alarma con el que limitó los movimientos de los ciudadanos y asumió el mando único para ir tomando medidas con el fin de reducir la expansión del coronavirus. 

Sánchez ha defendido las medidas que se han adoptado desde entonces y ha anunciado que los ministerios de Sanidad e Industria trabajan para poner todos los medios al servicio de la producción de material sanitario ante la escasez y la amenaza de que la crisis perdure en el tiempo. "Sanidad e Industria están organizando la producción nacional para garantizar el suministro de todos los materiales necesarios de fabricación española. Estamos trabajando contra reloj para poder garantizar el suministro de materiales tanto a los pacientes como a los que están en primera línea de nuestro sistema nacional de salud", ha aseverado.

"Estamos hablando ya con las industrias manufactureras para que empecemos a producir esas mascarillas y ese material de protección -ha explicado-. No solo lo vamos a necesitar hoy; cuando recuperemos nuestro día a día vamos a necesitar protegernos y vamos a necesitar ese material". El objetivo es "centrar y dirigir la producción" de la industria hacia los productos que se van a necesitar en los próximos meses. 

En su intervención, que se ha prolongado durante unos cuarenta minutos antes de contestar las preguntas de los periodistas, Sánchez ha reclamado a todas las administraciones públicas así como a los responsables políticos unidad ante la crisis generada por la pandemia en la semana en la que han llegado múltiples críticas, especialmente desde las comunidades autónomas por los problemas en el reparto del material sanitario. Sánchez ha asegurado que se hará la "imprescindible reflexión" sobre cómo mejorar el sistema "cuando venzamos al virus". 

Ante las críticas: "Nadie de mi Gobierno va a polemizar"

"Lo importante es mantener la unidad. Nadie de mi gobierno va a polemizar con
ninguna administración, ni con ningún partido o adversario político. El enemigo de verdad, el de todos, es el virus. Si alguien polemiza, nosotros conciliaremos", ha afirmado Sánchez, que ha recibido críticas de varias comunidades, especialmente de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y de el catalán, Quim Torra. 

"No va a salir de mí ningún reproche a ningún presidente autonómico -ha dicho apenas doce horas antes de participar en una nueva videoconferencia con los jefes de los ejecutivos regionales-. Estamos en otra cosa. No quiero gastar ni un minuto de mi energía en si uno ha dicho una cosa. Voy a sacar lo mejor de mí mismo porque estamos en una situación crítica". Ante las críticas que recibe de la presidenta madrileña sí ha recordado que "pidió ayuda" para aumentar la capacidad hospitalaria y "el ejército ha operado, ha entrado en Ifema con 5.500 camas". 

Sánchez, que se ha defendido de las críticas recordando que el Gobierno ha seguido en todo momento las recomendaciones de los expertos y las estrategias avaladas por la Organización Mundial de la Salud, ha descartado el confinamiento total que reclama el Govern y ha reiterado que las medidas adoptadas por España han sido las más drásticas de Europa y de muchos países del mundo. También ha insistido en que el "aislamiento" decretado por el Gobierno se ha demostrado como una de las "más eficaces" para frenar la expansión. 

Así, se ha preguntado qué quieren decir quienes abogan por el confinamiento total: "¿Prohibir que los ciudadanos puedan salir a comprar el pan? ¿Que una madre no pueda salir a pasear con un niño autista?". "Hay que ser consciente de la casuística y saber ponderar y equilibrar". Durante la comparecencia, que se ha prolongado durante más de una hora, Sánchez ha repetido que los ciudadanos están cumpliendo de manera "ejemplar" y que así lo demuestran los datos, como la bajada del consumo energético -un 80% en el caso del queroseno que emplean los aviones- o de los desplazamientos -once veces menos en el caso de los coches particulares que en tiempos normales o cincuenta y cinco veces menos en el transporte público, según los datos que ha ofrecido. También ha aprovechado para alabar el sistema de Internet, cuyo consumo ha aumentado en los últimos días. 

El presidente ha explicado que el confinamiento que es necesario como fase de "mitigación" para acabar con la expansión del coronavirus. El objetivo, según ha señalado, es "ganar tiempo para preparar nuestro sistema sanitario mejor y lograr resultados científicos". El reto es limitar el número de contagios para evitar el colapso en los hospitales mientras los expertos buscan fórmulas de acabar con la enfermedad. "Si nos quedamos en casa conseguiremos que muchas personas que queremos sigan respirando", ha expresado. 

En Catalunya y Madrid, hay que hacer "mayor esfuerzo"

Fuentes gubernamentales admiten que el actual es "un momento difícil" puesto que se ha alcanzado el "ecuador del real decreto" -el estado de alarma se decreta por un periodo de quince días prorrogables otras dos semanas si lo autoriza el Congreso-, "sin alcanzar el pico" máximo de contagios de la enfermedad a partir del cual la curva puede empezar a revertirse. No obstante, Sánchez ha enfatizado que "el impacto de la infección no es igual en todo el territorio" y que las zonas que "que acusan más gravemente" la expansión son la Comunidad de Madrid, Catalunya y Euskadi.  

"Lo peor está por llegar y pondrá al límite nuestras capacidades. Queda la ola más dura, que pondrá contra las cuerdas a nuestro sistema", ha reiterado Sánchez, que ha citado a la Comunidad de Madrid como la que más "tensiones" soporta por la "avalancha" de casos que se han producido. 

Por eso, ha dicho que hay que hacer mayores esfuerzos en algunos territorios que en otros: "El riesgo está en todas partes, de ahí el confinamiento general, que ha dictado y decretado el Gobierno de España, pero el daño se concentra de modo especial en determinados lugares. Es en esos lugares en los que debemos hacer un mayor esfuerzo".

El último dato ofrecido por el Ministerio de Sanidad es de 24.926 personas detectadas con el virus -de ellas están ingresadas en la UCI 1.612- y de 1.326 fallecidos. El total de curados es de 2.125.

"Han transcurrido solo siete días, pero estos siete días nos han cambiado. Han cambiado nuestra forma de valorar lo importante: la vida, la salud, los afectos, desdeñar lo accesorio. Observamos cada vida cercana como una vida amenazada y eso nos recuerda toda la dimensión de su importancia", ha expresado Sánchez en el arranque de su intervención a la que ha dado un tono emotivo para tratar de conectar con la audiencia.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

400 placas nuevas

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Latalaya.org