A+ A A-

¿Rezar para que no gobierne la izquierda y sí la derecha? Featured

Joaquín Sánchez/El Diario

Es entendible que a la gente de derechas no le guste un gobierno de izquierdas y que a la gente de izquierda no le guste un gobierno de derechas, lo que es incomprensible es convertir a Dios en un votante de derechas o alguien que defiende sus intereses

De nuevo se ha manipulado la imagen de Dios por intereses económicos y de poder de la propia Iglesia

¿Miedo a la izquierda? No hay que tener miedo, hay que pedirle y exigirles que desde la acción de gobierno contribuyan a que los derechos humanos y constitucionales sean ejes vertebradores de la vida social y económica

Parecer ser que Dios no ha escuchado la plegaria de algún obispo y los miedos de la Conferencia Episcopal Española y finalmente se ha formado un Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos con el apoyo de partidos distintos y la abstención de otros.

Me decía el otro día un amigo agnóstico con un tono entre cercano e irónico: "Entonces, ¿Dios no ha escuchado a los obispos y de alguna manera ha favorecido a los que deseaban un gobierno de izquierdas?". Mi respuesta fue una sonrisa y le contesté: "Dios quiere que hagamos un mundo humano y fraterno desde la dignidad humana. No creo que esté preocupado por si tenemos que pagar el IBI de los pisos o cómo queda la asignatura de religión católica en el sistema educativo. Deberíamos estar preocupados y ocupados de aliviar el sufrimiento humano".

Es entendible que a la gente de derechas no le guste un gobierno de izquierdas y que a la gente de izquierda no le guste un gobierno de derechas, lo que es incomprensible es convertir a Dios en un votante de derechas o alguien que defiende sus intereses. Han vuelto a identificar la Iglesia  con la derecha, utilizando a Dios y la oración. Si hubiera salido un gobierno de derecha o extrema derecha ¿hubieran dado gracias a Dios por ello? Tremendo y triste a la vez.

Me siento identificado con una gran persona, como es el compañero Javier Baeza, que ha interpelado a los obispos diciendo: "Yo sí que rezaré: para que se acabe los desahucios, no haya devoluciones en caliente, todos podamos acceder a una educación pública de calidad, se acabe la privatización médica, los refugiados sean acogidos, el odio no habite en los corazones…¡claro que rezo!".

También hay que reseñar que el Cardenal de Madrid, Osoro, ha dicho que hay que trabajar con este Gobierno y buscar el bien de España en un proyecto común. Siempre se agradece una voz sensata, razonable y constructiva.

De nuevo se ha manipulado la imagen de Dios por intereses económicos y de poder de la propia Iglesia. Se enfadan cuando le decimos que están vendidos a los intereses de las élites sociales, económicas y financieras, que prostituyen la fe cuando la ponen al servicio del capitalismo. No lo decimos por hacer daño o ir de progre o porque nos aplaudan determinados sectores de la sociedad. Lo decimos y lo digo porque con estos planteamientos somos cómplices del egoísmo, las políticas del odio, del rencor, del rechazo, del machismo, porque defendemos la injusticia apoyada en la opresión y explotación de la clase trabajadora.

Con estos planteamientos y esos miedos: ¿dónde queda la preocupación por los empobrecidos, por las mujeres asesinadas por el machismo, por los desahuciados, por los que se quedan en las calles, por los mayores que no tienen una pensión digna, por la clase trabajadora precaria y pobre, por los dependientes abandonados por las administraciones, por la desnutrición infantil, por el racismo, la xenofobia y el rechazo al pobre, por el deterioro intencionado de los servicios públicos, por el cambio climático?

¿Miedo a la izquierda? No hay que tener miedo, hay que pedirle y exigirles que desde la acción de gobierno contribuyan a que los derechos humanos y constitucionales sean ejes vertebradores de la vida social y económica. Hay que tener miedo a la maldad humana, venga disfrazada como venga, miedo a los egos y narcisismos, miedo al olvido de la gente que sufre, miedo a renunciar a lo imposible. ¿Porque cuántas cosas que hace siglos eran imposibles y ahora se han hecho realidad? Hay que tener miedo a los poderes fácticos que quieren seguir construyendo una sociedad de superricos, destruyendo todo tejido social y ecológico.

Seguiré rezando porque tengamos fuerzas suficientes e inteligencia, entre ella la emocional, para seguir trabajando desde la sensibilización, la concienciación y la movilización por un mundo nuevo, construidos entre todas y todos, construido por personas de diversos credos y opciones de vida, de diversos proyectos sociales, sindicales y políticos que nos une el cariño, el respeto y la dignidad humana. Y, esto se lo vamos a exigir al nuevo Gobierno. Espero que algunos obispos piensen en los empobrecidos y no en su poder y confort.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Convocatoria para preparar el desfile de comparsas del Carnaval 2020

Convocatoria para preparar el desfile de comparsas del Carnaval 2020

La Concejalía de Cultura ha anunciado la reunión informativa sobre el desfile ...

Conferencia 'El sistema educativo y la catástrofe climática'

Conferencia 'El sistema educativo y la catástrofe climática'

El Foro por el Pensamiento y el Diálogo de Cieza presenta el próximo viernes, ...

El IES Diego Tortosa de Cieza convoca el XXI Premio de Poesía Aurelio Guirao

El IES Diego Tortosa de Cieza convoca el XXI Premio de Poesía Aurelio Guirao

El tradicional concurso de poesía en memoria y homenaje del que fuera profesor...

Latalaya.org