A+ A A-

“Zamora, en 2023, será una ciudad más bonita, con numerosos proyectos hechos realidad” Featured

Francisco Guarido afirma que, durante este mandato, se inaugurarán el centro cívico, el parque de Bomberos, el cuartel de la Policía, el conservatorio de música, el museo Lobo...

El diario de Zamora.- El domingo, 26 de mayo de 2019, Izquierda Unida alcanzaba un éxito político extraordinario, imposible, casi una utopía: lograba la mayoría absoluta en la ciudad de Zamora. Gobierno monocolor, sin necesidad de pactos con otras fuerzas políticas. Más seis meses desde esa fecha histórica, es el momento apropiado para hablar con Francisco Guarido, el político con más carisma entre los zamoranos, como se demuestra cuando se celebran elecciones nacionales, donde el rendimiento de Unidas Podemos nunca alcanza el de IU en los comicios locales. Por algo será.

Hay quien dice que es mejor estar solo que mal acompañado…

Son circunstancias diferentes las de las elecciones de 2015 y el pacto con el PSOE y las surgidas el 26 de mayo de 2019. Nosotros hemos aceptado la realidad de los hechos y, cuando hemos tenido que gobernar, acompañados por el PSOE, lo hemos hecho con lealtad, eficiencia y compañerismo, porque un gobierno solo funciona con confianza. Y, cuando tenemos que gobernar solos, también lo hacemos. Creo que ningún partido político puede afirmar que prefiera no tener mayoría absoluta. Si nosotros hemos tenido los votos suficientes para sacar las cosas adelante en los plenos, te da más tranquilidad. Puedes hablar con los demás y consultar cosas, pero se puede llamar a eso rodillo. En absoluto, son los votos y es la democracia, un sistema de mayorías y quien no lo quiera entender así tiene un problema. No es necesariamente un sistema de consenso, que también, sino de mayorías. La mayoría gobierna y la minoría vigila. Y, cuando no la hay, tienes que ponerte, obligatoriamente, de acuerdo. Eso es el abc de la democracia que algunos no entienden.

Resulta paradójico, no obstante, que sea ahora el PSOE el partido más incisivo en la oposición…

En la oposición cada cual tiene que labrarse su espacio, y es una labor difícil. Yo estuve 16 años en la oposición. Es complicado tener una idiosincrasia propia, un método de trabajo y hacerse un hueco. Entonces, cada uno elige su estilo. Es verdad que el PSOE tenía un estilo gobernando con IU y ha pasado a un estilo de alharacas y voces y  levantar mucho la voz. Vamos a ver si le da resultado. Recuerdo que otra gente de la oposición y mis propios compañeros que no fuera tan blando con los alcaldes del PP, que había que ser más duro en las formas. Yo replicaba que las formas suaves, dialogantes, pero, a su vez, con un fondo duro, son propias de mi estilo y dan más rendimiento. Yo no doy lecciones a nadie. Pero, insisto, cada cual elige su estilo. Es complejo abrirse un hueco en la oposición.

Doy por hecho que habrá un gobierno del PSOE con Podemos, presidido por Pedro Sánchez. Usted sabe que Podemos, aquí, en Zamora, lo criticó, y que las cosas con los socialistas tampoco caminan por una senda abierta y apacible. Muchos de los proyectos del Ayuntamiento dependen del Gobierno central. ¿Podría perjudicar a Zamora ese doble enfrentamiento de IU con las formaciones que dirigirán el ejecutivo nacional?

Creo que en las instituciones hay un plus de responsabilidad por parte de todos. En el gobierno, muy previsible, del PSOE con Unidas Podemos, el Ayuntamiento de Zamora tendrá una posición cómoda en dos temas fundamentales: el arreglo de la muralla y los terrenos de Adif en la Estación del Ferrocarril. Pero estoy seguro que, si hubiera gobernando en solitario el PSOE, también se habría hecho. Respecto a la Junta de Castilla y León, el presidente Herrera, cuando vino el otro día al Consultivo, refiriéndose a mí, dijo que estamos en las antípodas ideológicas, pero había habido una situación equilibrada, muy respetuosa de intensa colaboración entre las dos administraciones. Y es verdad: ahí está el conservatorio, el centro cívico y el de autismo, debido a colaboraciones entre Junta y Ayuntamiento. No se trata tanto de diferencias ideológicas y de una venganza de otra administración, sino de tener sentido común y responsabilidad en las instituciones. Yo se la presumo a todos los partidos que están en las instituciones.

Tres años y medio de mandato por delante. ¿Qué ciudad vamos a contemplar los zamoranos en el 2023?

Zamora, en estos cuatro años, tuvo un gran impulso en obras visibles, como son las aceras, el asfalto y el arreglo de caminos, por citar algunas. Ahora, en esta segunda etapa, y así se refleja en los presupuestos de este año, en la memoria que siempre hago personalmente, que no la elabora ningún funcionario, que necesariamente tiene que acompañar al presupuesto, damos una serie de inversiones, que se realizarán gracias a la hucha que tiene el Ayuntamiento, que, si no fuera así, serían imposibles, que darán una calidad de servicios públicos excelente. Por ejemplo: va a iniciarse la obra del banco de España, el proyecto del parque de Bomberos ya está hecho y entregado por el arquitecto, hay que licitar la obra, pero comenzará en el año 2020; vamos a colaborar en el Museo de Semana Santa, en el cual yo me siento bastante responsable, primero de que se haga, y segundo, que se construya ahí, no en una plaza pública, como se pretendía por parte de la Junta Pro Semana Santa, que será un inversión importante para Zamora. Tenemos, prácticamente, adjudicado el proyecto de remodelación completa del Mercado de Abastos, realizadas varias expropiaciones en la avenida de la Feria para despejar completamente la muralla, y se ha licitado ya la obra del centro cívico, que se realizará con el ejecutivo de Castilla y León, que suponen otros cuatros millones; estamos acabando el matadero, aquella obra maldita que ya va para 20 años. Todo ello forma parte de servicios públicos, que le ofrecerán a Zamora el complemento que necesita para ser una ciudad cómoda, agradable y con una gran calidad de vida. Es cierto que nos falta el plus de la creación de empleo y renovar toda la economía de Zamora. Pero el Ayuntamiento ahí hace lo que puede. Es tema más de estructura económica nacional. Y ahí el Gobierno de la nación y la Junta de Castilla y León deben colaborar con esta España vaciada.

Dijo Guerra aquello de que a España no la iba a conocer “ni la madre que la parió”, tras el paso del PSOE por el Gobierno de la nación. Se podría, parodiando al célebre político socialista, que a Zamora no la va a conocer ni Pero Mato ni la Gobierna, después de los mandatos de IU…

No seamos tan exagerados. Será una ciudad igual de bonita, pero con servicios públicos que ayudan a mejorar la vida de la gente, porque son obras muy importantes, a las que añadiría el Museo de Baltasar Lobo, para el que nuestra opción sigue siendo el viejo consistorio; estamos iniciando un proyecto muy bonito, como el Museo Pedagógico, en los antiguos laboratorios municipales, que quiero recordar a Miguel Ángel Mateos, el que inició esas negociaciones, porque no me quiero apropiar con las ideas de nadie; eso sí, recojo las buenas y procuro concluirlas, sin olvidarme de quienes las iniciaron. Y si no lo concretamos aquí, se lo llevará Salamanca. Es una ciudad que será igual de reconocible, pero con unos servicios públicos y una inversión que nos dará gran calidad.

Guarido es un alcalde al que le encanta el patrimonio, como lo demostró, cuando era concejal, su idea para dejar un mirador del Duero de 200 metros. Aquel proyecto no avanzó y se quedó en nada, porque la Justicia falló a favor de las monjas que ocupaban parte de esa zona de la muralla..

El tema del mirador, tal y como viene en el Plan Especial del Casco, lo veo casi imposible. Con esa sentencia que ganó la congregación de religiosas, me parece de todo punto utópico. Hubo un intento, la única vía factible, que no cuajó, por parte de un empresario de hostelería, muy interesado en abrir un restaurante en lo que es la Casa de Ejercicios, y recuperar ese mirador, a la mitad de lo que yo pretendía, para los zamoranos, integrado en el restaurante, pero abierto al público. Es la primera vez que los desvelo. Creo que tiene que haber un negocio, asociado a esos edificios, que haga posible la recuperación de esos miradores, y que la Iglesia, naturalmente, llegue a un acuerdo con los empresarios, para potenciar la economía y el turismo, y abrirlo. Es una lástima y una pena que los zamoranos y los turistas no puedan pasear por ese mirador de 200 metros de muralla sobre el Duero.

Un ayuntamiento no puede crear puestos de trabajo, salvo los de funcionarios, pero sí favorecerlos…Hace unos años, le pregunté por los dos polígonos industriales de Zamora para abaratar el metro cuadrado y, con ello, el asentamiento de empresas. Me respondió que no era del municipio y que, por tanto, poco podía hacer al respecto…

Un polígono, el de Los Llanos, es de la Junta de Castilla y León, y los de La Hiniesta, son del Estado, de Sepes. El Ayuntamiento tiene alguna parcela, pero de tipo marginal. Otra cosa es que Sepes pudiera decir para qué quiere, por ejemplo, La Hiniesta II, vacío en un 60 %; pues lo puede dar a precios atractivos. Yo creo que sería una buena oportunidad. Estamos hablando de iniciativas públicas. El de Los Llanos está completo. Pero también digo que, aunque no creamos empleo, hacemos lo posible, que los convoca la Junta. El caso es que damos trabajo, todos los años, con la colaboración de la Junta, a cien personas durante seis meses. Es lo que puede hacer el Ayuntamiento.

Cambio de tercio. ¿Le gusta al alcalde el estado del casco antiguo?

Tiene un problema difícil de resolver. Igual que existe una España vaciada, existe un casco histórico vaciado también. Es complicado potenciar la construcción, porque fuera de esa zona se construye mejor, con menos requisitos burocráticos, porque no hay que ejecutar prospecciones arqueológicas, y apenas tiene servicios públicos. No obstante, en este mandato, tenemos que renovar el Plan Especial del Casco y no veo otra posibilidad que permitir, en algunos espacios de esa zona noble de la ciudad, aumentar la edificabilidad. Estamos hablando que se permite edificar bajo más un piso y, a lo mejor, debería ser bajo más dos. Tampoco estoy diciendo grandes cosas.

¿Se pueden expropiar solares que llevan más de dos décadas abandonados?

-La expropiación, primero, conlleva un gran gasto, y, en segundo lugar, una responsabilidad inherente, porque los solares son tuyos y a ver qué haces y quién edifica. Al Ayuntamiento le sobran solares en la periferia para hacer vivienda social, que la tiene que hacer la Junta y no el Ayuntamiento, que no tiene competencias ni nos dejaría la Intervención promover ese tipo de viviendas. Sí tenemos terrenos y podríamos hacer lo que hemos hecho con el centro del autismo: regalamos terrenos al ejecutivo autonómico y este hace viviendas sociales. Pero la Junta de Castilla y León hace mucho tiempo que abandonó esa política. Y no olvidemos que expropiar en el casco histórico conlleva mucho dinero. En la avenida de la Feria, entre expropiaciones y derribos, en el mandato anterior, unos dos millones de euros. Tenemos preparado un millón de euros para expropiar lo que nos queda, hasta el aparcamiento de San Martín. Para no hay caja suficiente para todos los solares.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Convocatoria para preparar el desfile de comparsas del Carnaval 2020

Convocatoria para preparar el desfile de comparsas del Carnaval 2020

La Concejalía de Cultura ha anunciado la reunión informativa sobre el desfile ...

Conferencia 'El sistema educativo y la catástrofe climática'

Conferencia 'El sistema educativo y la catástrofe climática'

El Foro por el Pensamiento y el Diálogo de Cieza presenta el próximo viernes, ...

El IES Diego Tortosa de Cieza convoca el XXI Premio de Poesía Aurelio Guirao

El IES Diego Tortosa de Cieza convoca el XXI Premio de Poesía Aurelio Guirao

El tradicional concurso de poesía en memoria y homenaje del que fuera profesor...

Latalaya.org