A+ A A-

Thelma Krug: “Cada año cuenta, cada acción cuenta. Cada pizca de calentamiento importa” Featured

Entrevista a la vicepresidenta del Grupo Internacional de Expertos en Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas.

Santiago Sáez/La Marea.- Thelma Krug, vicepresidenta del Grupo Internacional de Expertos en Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, no cede al desánimo. Poco más de medio año después de la publicación del histórico Informe Especial sobre Calentamiento de 1,5ºC, y con las emisiones de gases de efecto invernadero al alza, Krug espera que pronto el mundo cambie de rumbo y consiga superar un reto que cade vez parece más difícil. Aprovechando su visita a España, invitada por Foro Nuclear, Krug concedió esta entrevista a La Marea, en la que analiza el cambio en la estrategia de comunicación del IPCC, su influencia en las protestas juveniles por el clima y los riesgos de la dependencia tecnológica.

Aún no es técnicamente imposible contener el calentamiento global por debajo de 1,5ºC sobre niveles preindustriales. Sabemos todo lo que hay que saber, tenemos las herramientas a mano, pero el mundo sigue, como ha dicho usted, muy lejos de cualquier ruta que nos lleve a estabilizar la temperatura a niveles seguros. ¿Cómo se siente al enfrentarse a esta realidad?

Hay que entender, lo primero, que en el IPCC no recomendamos nada. Lo único que hacemos es tratar de reflejar el conocimiento científico que encontramos en la literatura. Creemos en el compromiso de cientos de personas científicas en todo el mundo, en países desarrollados y en otros en desarrollo. Nuestra misión es informar a los gobiernos sobre lo que es necesario, y cuál sería el impacto de no limitar el calentamiento global a unos niveles bajos de aumento, pero son ellos, los gobiernos, los que tienen que comprender las conclusiones científicas y actuar en consecuencia.

Este es un problema global, que obviamente es muy complejo. No serán las soluciones individuales las que nos llevarán a limitar el calentamiento. Esperamos que el mensaje que enviamos con el Informe Especial sobre un calentamiento de 1,5ºC haya quedado suficientemente claro, y que quede demostrado que no estamos en el buen camino para limitar el calentamiento a ese grado y medio a finales de este siglo.

En ese mensaje también está incluida la idea de que seguir aumentando las emisiones de gases de efecto invernadero no ayuda. Creo que estos son los mensajes que los gobiernos tienen que asumir. Pero nosotros no hacemos recomendaciones, tan solo explicamos lo que dicen las conclusiones científicas, y la importancia de que reduzcamos las emisiones de CO2 al cero neto para mediados de siglo.

Durante la presentación del informe especial sobre 1,5ºC, su compañera Debra Roberts dijo que la próxima década sería la más importante de la historia de la humanidad. ¿Está usted de acuerdo?

Es un posicionamiento muy fuerte, pero estoy de acuerdo. Estamos diciendo a los gobiernos que pueden frenar el cambio climático, y al mismo tiempo abordar, en paralelo, otros objetivos políticos como los objetivos de la Agenda 2030: el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza, la reducción de las desigualdades.

Les hemos mostrado hojas de ruta que nos llevarían en esa dirección, pero no es algo fácil. Creo que el informe del IPCC deja claro que habrá que tomar medidas sin precedentes, y asumir cambios en el comportamiento humano y en el modelo actual de cooperación internacional.

Todos estos cambios tienen que ocurrir muy rápido, y ser profundos, para que podamos seguir con posibilidades. Así que sí, creo que los próximos años van a ser fundamentalmente importantes.

En el IPCC solemos decir una frase. Es un mensaje simple: cada año cuenta, cada acción cuenta. Cada pizca de calentamiento importa. Tenemos que defender acciones urgentes. Eso es lo que creo que Debra Roberts quería decir.

Ese informe no solo fue novedoso desde el punto de vista del objeto de estudio, sino también de la sensación de urgencia que desprendía. Según un estudio aparecido recientemente, en informes anteriores el tipo de lenguaje usado por el IPCC había sido demasiado conservador. ¿Ha habido un cambio consciente?

En este ciclo estamos intentando comunicar mejor. Teníamos que mejorar a la hora de explicar los mensajes científicos del IPCC. En 2016, cuando comenzó el presente ciclo de informes, nos reunimos con expertos en comunicación y representantes de gobiernos para evaluar nuestras experiencias a la hora de reflejar las conclusiones. Ahí fue donde cambiamos la manera en la que tratábamos de comunicarnos.

Además, revisamos un número muy significativo de informes para el informe [especial sobre 1,5ºC]. En total, revisamos unos 6.000 estudios, con más de 42.000 evaluaciones de expertos y representantes de gobiernos. Esto hizo que el informe especial del IPCC fuese especialmente robusto, lo que a su vez facilitó que el mensaje de urgencia quedase más claro. Porque el propio IPCC tenía totalmente claro que el medio grado que separa 1,5ºC y 2ºC significará una diferencia extraordinaria para muchas partes del mundo.

¿Qué opina de las protestas de jóvenes por el clima que están extendiéndose por todo el mundo?

Creo que han entendido la urgencia que había en el mensaje del IPCC. ¿Qué va a pasar con su generación? ¿Qué clase de mundo van a tener para ellos y sus hijos? Es impresionante ver cómo algunos de esos mensajes, algunos de los cuales son los del IPCC, están calando y moviéndolos a actuar. Hay esperanzas, porque el mensaje está llegando a una base enorme de personas, y no solo en un país o dos, sino en todo el mundo. El mensaje de las personas jóvenes se está escuchando, y espero de verdad que llegue al corazón de los líderes. Es una generación que tan solo quiere tener un futuro.

El informe especial comparaba los efectos con ese aumento de temperatura con los que estarían a 2ºC. Me da la sensación de que el público ahora observa los 2ºC como el peor escenario posible, y en realidad es casi el mejor al que podemos aspirar, teniendo en cuenta las emisiones actuales. ¿No cree que sería mejor realizar una evaluación de los impactos a 3,5ºC, que es la temperatura a la que nos dirigimos?

Tenemos que entender que todos los gobiernos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) firmaron el Acuerdo de París. Ese fue un paso enorme para que tengamos un compromiso global, y un entendimiento de que estamos luchando contra el cambio climático. Las contribuciones, hasta ahora, no nos acercan a ese objetivo, pero los gobiernos tienen la oportunidad de sentarse y ver cómo incrementar sus niveles de ambición.

Es verdad: no estamos en el buen camino, pero tengo la esperanza de que sí lo estemos pronto. La pregunta que me hacía antes sobre los movimientos juveniles es clave: tengo mucha esperanza puesta en sus voces, en que llegarán a oídos de los gobiernos y que aumentarán sus ambiciones para que pronto estemos de camino a menos de dos grados centígrados de calentamiento.

La mayor parte de las hojas de ruta que nos permitirían contener el calentamiento por debajo de 1,5ºC contemplan tecnologías que eliminen dióxido de carbono de la atmósfera. La más habitual es la Bioenergía con Captura y Almacenamiento de Carbono (BECCS), pero también está la Retirada Directa de CO2 y otras. Sin embargo, estas tecnologías aún no se han desarrollado a escala. ¿Hay algo que pueda hacernos pensar que van a desarrollarse lo suficientemente rápido?

El caso es que hay muchos caminos distintos para llegar a 1,5ºC. Dependiendo de por qué camino vaya el mundo, harán falta más o menos tecnologías de eliminación de dióxido de carbono. Si elegimos un camino en el que haya una descarbonización muy rápida acompañada de un descenso de la demanda de energía, no tendremos que depender tanto de estas iniciativas. Sin embargo, si la demanda sigue subiendo y no descarbonizamos a la velocidad que tendríamos que hacerlo, pues la dependencia que tendremos será significativa.

El IPCC dejó muy claro que incluso si hablamos de bioenergía, de la que se sabe mucho, o incluso de la reforestación de África o Asia, no conocemos científicamente los impactos que podrán tener si se implementan a gran escala. No sabemos cuales son los riesgos de implementar estas tecnologías a gran escala, y ya no hablemos de otras tecnologías como las de Modificación de la Radiación Solar (SRM). Así que espero que elijamos un camino que no dependa demasiado de estas medidas.

En su ponencia afirmó usted que la energía nuclear es técnicamente una buena herramienta para luchar contra el cambio climático, pero que requerirá unas inversiones muy elevadas por parte de los gobiernos. ¿Cuál cree que debe ser el papel de la nuclear en esta transición?

El mensaje del IPCC es que la energía nuclear es una fuente de energía baja en carbono. También tenemos las renovables y los combustibles fósiles acompañados de captura y secuestro de carbono. Estas son las fuentes que necesitamos para descarbonizar la economía. No estoy diciendo que la nuclear sea buena ni mala, solo que es una opción más. Tiene riesgos y barreras, pero también se está investigando en una nueva generación de generadores, de reactores pequeños, de nuevos ciclos de combustible… Toda esa investigación se está enfrentando a las barreras tradicionales. Ahora, creo que la barrera más complicada para la energía nuclear es la de la aceptación social.

En cualquier caso, cada país va a tener que decidir cuál es su propia cartera de opciones energéticas. Algunos países elegirán la energía nuclear como parte de esa cartera. Lo que comentaba en la presentación es que la nuclear puede no ser muy atractiva para el sector privado porque requiere mucha inversión inicial aunque después tenga costes más bajos de mantenimiento.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Abierto el plazo de inscripciones “Autos Locos 2019”

Abierto el plazo de inscripciones “Autos Locos 2019”

Como colofón a unas siempre gratificantes y animadas vacaciones de verano, lle...

Concierto de Jaime Lafuente y Jesús Ronda en el Club Atalaya

Concierto de Jaime Lafuente y Jesús Ronda en el Club Atalaya

El próximo jueves 11 de julio, a las 22 horas, Jaime Lafuente y Jesús Ronda, d...

Latalaya.org