A+ A A-

Sigo entendiéndome con ellos…con mis lectores…y con mis “colegas” de guasap Featured

Bartolomé Marcos

De nuevo al habla con uno de mis lectores. Habla de España y me dice así: “Verdaderamente que nuestro sino es un no querer, aunque hayamos dado muestras muchas veces en la historia de que podemos. Esta tierra, agraciada por la naturaleza para servir de cobijo y felicidad a los seres humanos oriundos de aquí, y hasta a aquellas criaturas que habitan las inhóspitas tierras septentrionales y meridionales del Mare Nostrum y que han hecho su hogar de estos lares, sigue empeñada en cumplir a rajatabla aquella terrible sentencia profética que von Bismarck hiciera, hace ya casi 200 años, acerca de nuestra más que sobrada aptitud, y actitud, para autodestruirnos como nación. Y es que no debió serles nada fácil a los romanos, y después a los Reyes Católicos, tratar de unir en un proyecto común la malafollá de las gentes de las numerosas etnias que plagan desde antaño esta bendita tierra. Y si alguna vez se ha conseguido este propósito ha sido por obra y gracia de la fuerza, que es como mejor sabemos educarnos en la convivencia común. Ahora son los descendientes de aquellos ancestrales canes, pero con el collar que impone la modernidad, los que mal-dirigen los destinos de este país: políticos profesionales que se dan a la farándula y a la mentira desvergonzada porque saben que en el fondo somos muy ingenuos, y un tanto idealistas, como lo fue el bueno de Alonso Quijano (apodado precisamenteel Bueno), y se nos puede engañar con suma facilidad. Un escritor de nuestro tiempo dice, y con razón, que “El Quijote” es el libro que mejor recoge el espíritu español, con sus luces y sus sombras, su parte de sueño y su parte de realidad. Y en esto de la vida no le faltaban razones al Príncipe de los Ingenios para reflejar la época de su tiempo, que es la de nuestros días, pues el destino último de nuestra representación teatral es vérnoslas con La Parca. Dijo don Quijote a Sancho: - Si no, dime: ¿no has visto tú representar alguna comedia donde aparezcan reyes, emperadores y pontífices, caballeros, damas y otros diversos personajes? Uno hace de rufián, otro de embustero, este el mercader, aquel el soldado, otro el bobo discreto, otro el enamorado simple; y acabada la comedia y quitándose los trajes de ella, quedan todos los recitantes iguales. –Sí la he visto –respondió Sancho. -Pues lo mismo acontece en la comedia y trato de este mundo- dijo don Quijote. Por tanto, querido Bartolomé, no lamento tanto que sigamos con estos embusteros interesados otros cuatro penosos años más, donde no se hablará de España más que para destruirla. Siento, de veras, que el único organismo que nos hacía sentir que éramos un pueblo ejemplar y donde las banderas nacionales campaban a sus anchas sin que los progres lo tacharan a uno de facha, ha quedado eliminado, por su mala cabeza, de la Champions. Ánimo y suerte para la próxima temporada. Un abrazo”.

Querido lector amigo (al que un día tendré que sacar del anonimato, por cierto, porque ya eres frecuente colaborador). Lo último que dices nos lo va a arreglar desde ya, y más pronto que tarde, un gabacho, Zidane; y otro gabacho, Napoleón Bonaparte (al que nadie se plantea en Francia sacar de su faraónico mausoleo) nos lo habría arreglado antes, y hasta una revolución –la francesa- que ellos sí que hicieron pero de la que nosotros no hemos aprendido…el ejemplo, sí, desde luego, que,  como tantas veces, lo tenemos en el vecino del Norte, pero nosotros parece que seguimos empeñados en seguir siendo África (que, como es bien sabido), empieza en los Pirineos.

Y ahora es el turno de los otros, los veteranos colegas de internado enganchados al guasap a la vejez. Escribe uno de los más clarividentes, un tal Antonio Linares, phantasma de otro tiempo y universo al que yo ni borrosamente recuerdo. Es andaluz, malagueño, y dice así: “Andalucía, un mundo abierto , civilizado, libre y sabio…sabe que los regímenes políticos…todos…están en manos de los hombres. Y son los hombres los que los hacen buenos, menos buenos, o malos y peores. Después de 40 años de saga socialista y sin ninguna ilusión especial por los nuevos, ha dicho: “…hasta aquí. Como quien dice en el bar: ¡llena, Juan!...En el otro extremo…en el inframundo…dominados por el miedo, está Euskadi, una tribu cerrada al mundo, camino de la extinción, superados por los Fernández, López o González…pero mientras puedan, en su lucha contra el tiempo, morirán viendo que la tribu nunca fue nada salvo, tal vez, muerte. Y a día de hoy en ningún bar, nadie cambiará el guión. Le responde, desde Quebec, a donde se fue a vivir siendo él de Villarrobledo, otro colega añoso y sabio, Telesforo Tajuelo Herrero, al que sí recuerdo bien (cómo no con ese nombre): Linares, nuestro planeta  desaparecerá dentro de cuatro mil millones de años por culpa de un choque de galaxias. Imagínate, para entonces, la importancia que tendrán estos pequeños nacionalismos de mierda.

Vivan ellos, mis lectores y mis colegas de guasap. Y viva la vida, con cerveza y unos buenos tacos de pulpo.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Agenda cultural municipal

Agenda cultural municipal

La agenda cultural elaborada por el Ayuntamiento de Cieza arrancará este lunes...

Este viernes, cine en el Club Atalaya

Este viernes, cine en el Club Atalaya

Continuando con las sesiones de entrada libre del ciclo ‘Cine y Mujer Trabajad...

La poetisa Magdalena Sánchez Blesa vuelve al Club Atalaya

La poetisa Magdalena Sánchez Blesa vuelve al Club Atalaya

Organizado por el Club de lectura 'Carmen Pérez Costa' de la asociación de muj...

Latalaya.org