A+ A A-

In memoriam José Antonio Pujante: La voz contra la injusticia en la soledad parlamentaria Featured

José Luis Álvarez-Castellanos | José Ángel Durán.- Un hachazo, como aquel al que puso los adjetivos más duros Miguel Hernández, se ha llevado este inicio de año la vida de nuestro compañero y amigo José Antonio Pujante Diekmann.


Hoy nos toca llorarlo y, a partir de mañana, llevarlo para siempre en nuestra memoria y en nuestros corazones, porque eso es lo que él más querría, coger sus testigos y continuar con el rigor, la inteligencia, el entusiasmo y su saber hacer todas aquellas luchas, anhelos y aspiraciones. Pujante dejó miles de horas y de kilómetros en Lorca, su pueblo de adopción, en nuestra Región de Murcia y en España.

José Antonio ha sido un ciudadano del mundo con muchas patrias, y casi ninguna fue un lugar físico. Nos contaba Pujante que nació en Francia casi por azar, como tantos hijos de la emigración española. Su padre, Paco Pujante, era un entrañable militante comunista de Monteagudo que llegó a hacerse catedrático de Filología francesa. Su madre, Karen, una alemana de Hamburgo que junto a Paco corrieron mundo haciendo los trabajos más insospechados. Hasta llegaron a conocer en los bares de aquella ciudad del norte de Alemania a Los Beatles de los primeros años. Y en uno de esos tumbos llegó al mundo, cincuenta y cuatro años hizo hace unos días, nuestro compañero Antonio, y después sus hermanas Isabel y Karen.

La suerte también quiso que esa familia se encontrase con la entrañable y numerosa familia lorquina de los Quiñonero Martínez, presidida siempre por la figura materna de Ana Emilia, maestra y dirigente comunista en la Lorca de la transición política, y de Miguel, maestro como Ana, y concejal por el PCE de las primeras corporaciones lorquinas de la democracia. Y fue precisamente en una de las fiestas anuales que el PCE celebraba en la Casa de Campo de Madrid donde Pujante conocería a su mujer, María Jesús Quiñonero, y fundarían una vida en común de la que nacerían Antonio y María, sus dos hijos, guapos, listos, cariñosos y solidarios.

Se nos ha ido una persona y un referente político imprescindible para nuestra Región, dejando un vacío enorme que llenaremos en su nombre y en su memoria. Pujante fue concejal durante varias corporaciones en el Ayuntamiento de Lorca, a mitad de los noventa entró en el Ayuntamiento y fue pionero descubriendo y denunciado el germen de la especulación urbanística y la burbuja inmobiliaria que estallaría una década después. Lo hizo contra viento y marea, acompañado en esos años primeros de su compañero Enrique González y con el impulso y el apoyo de la organización local de IU de Lorca. Pero pese a haber sido un visionario en esas y otras realidades que estallarían después, y pese a la defensa brillante, que siempre fue marca propia, de cuantos asuntos municipales abordó, el pueblo de Lorca lo mandó de regreso al instituto, a impartir esas clases de filosofía que tanto le llenaron, cuatro años después.

No abandonó el barco de IU y logró entrar de nuevo con mucha fuerza en el consistorio lorquino a mediados de la primera década de este siglo, para después, tras una nueva y ejemplar actuación allí, ser impulsado a tomar las riendas orgánicas e institucionales de Izquierda Unida de la Región de Murcia.

Para asombro de propios y extraños, de compañeros y adversarios, Pujante fue durante dos legislaturas el diputado regional que más trabajó entre los ocupantes de los cuarenta y cinco sillones de la Asamblea Regional. El único que tenía nuestra organización a resultas de una ley electoral injusta y nada democrática que a lo largo de los años hurtó a nuestra organización decenas de diputados y diputadas. Pero, aún con esa soledad parlamentaria, lo hizo además con un altísimo nivel de formación política y preparación, dando voz a las mejores causas y razones: desde los trabajadores precarios a los dependientes, desde los derechos de la mujer a los espacios naturales protegidos, desde la defensa de sanidad y la educación pública a los desahuciados del trabajo y la vivienda, desde la defensa de la cultura y el patrimonio histórico hasta la denuncia de la corrupción y el despilfarro de las infraestructuras, desde las propuestas para una adecuada ordenación del territorio hasta la propuesta seria y argumentada en torno a la financiación de la autonomía y una justa política fiscal que hiciera descansar los impuestos en quienes más tienen y quienes más ganan.

Y todo con racionalidad, con filosofía, con conocimiento y un respeto al adversario político que ha hecho que todos reconozcan ahora la extraordinaria valía pública de José Antonio.


Lo vamos a echar mucho de menos. A él vamos a dedicar nuestro regreso al Parlamento en unos pocos meses. Hasta siempre, compañero.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Aguas de Cieza abre el proceso para cubrir una vacante de personal administrativo-financiero

Aguas de Cieza abre el proceso para cubrir una vacante de personal administrativo-financiero

La gerencia de la empresa mixta Aguas de Cieza ha aprobado las bases generales...

Lumbres San Antón

Lumbres San Antón

El Ayuntamiento de Cieza recuerda que es preceptivo solicitar autorización par...

Presentación del libro ‘La revolución de los “0tros”’

Presentación del libro ‘La revolución de los “0tros”’

¿Tendría que haber pasado la revolución soviética por una fase capitalista ant...

Latalaya.org