A+ A A-

Andalucía, en la encrucijada de España Featured

Bartolomé Marcos

En Andalucía –quiéranlo o no reconocer los políticos del momento, todos, a los que, todos, sin excepción, soportamos (y pagamos muy bien)- se acaba de producir un terremoto político, una ola gigantesca, un inmenso y descomunal tsunami - que los expertólogos en filibusterismo sociológico y política de salón pretenderán ahora corregir en sus enrevesadas, interesadas y grasientas cocinas, o en sus talleres de improbable, estéril y, si no, hasta peligrosa y temeraria movilización callejera de unos contra otros. España es Andalucía…resignémonos…y Andalucía es España, que sigue siendo ancha, alta, grande y diversa, como siempre, pero que tiene en aquella tierra (que dicen de María Santísima), su corazón palpitante y su alegría de vivir, frente a tanto periférico malaje, y en su idioma y en su acento, una marca de orgullosa pertenencia sin complejos a hispánica comunidad y cultura.

A  partir de los resultados de las elecciones autonómicas andaluzas del pasado domingo, 2 de Diciembre, España vuelve a tener la oportunidad de reeditar el pacto constitucionalista pendiente desde Diciembre de 2011, cuando el resultado de las elecciones generales celebradas entonces me llevó a titular un artículo como “Ahora que todos han perdido, España debe ganar”, sugiriendo la conveniencia de articular un acuerdo de legislatura y gobierno entre Partido Popular, PSOE y Ciudadanos, que por entonces sumaban más de 250 diputados en el Congreso y que con una “gran coalición” a la alemana habrían puesto las bases de un gobierno estable que afrontara los retos que por entonces (en gran parte siguen siendo los retos de ahora, corregidos y aumentados) tenía España, desde el punto de vista territorial, económico y político. Nadie me hizo caso. Bueno…era de esperar en este “Juego de Tronos” en el que nos hemos instalado. Ni se hizo entonces, ni se hizo en 2016, y eso nos ha conducido a la calamitosa situación actual, con un presidente alto, incompetente y ambicioso, al albur de los antojos y caprichos de su más ambiciosa aún primera dama, y un desgobierno clamoroso y rampante, hecho a partes iguales de despropósitos, rectificación y chulería. Ahora tenemos la oportunidad de nuevo, aunque no en España (que ya llegará), sino en Andalucía, donde P.P., Ciudadanos y el partido emergente Vox (de ultraderecha, sí pero con los mismos derechos y legitimidad, la de los votos de los españoles indignados con que se los ningunee, que Podemos en el extremo contrario) pueden configurar una alternativa al gobierno pesebrista a la mejicana del PSOE, que dura ya casi 40 años, y ya está bien. Esa solución presupone dejar fuera del pacto constitucionalista (sólo a manera de penitencia y mientras el PSOE siga teniendo a la cabeza al maniquí ególatra de Pedro Sánchez) al partido socialista para que purgue sus pecados contra la Constitución y contra España, en gran parte porque ellos mismos han perpetrado su autoexpulsión, haciéndose irreconocibles. 

Pacto constitucionalista en Andalucía, sin complejos y sin el PSOE, gobernando con base en el P.P. y en Ciudadanos y con Vox de convidado de piedra, prestando su apoyo pero sin responsabilidades de gobierno. Y a ver qué pasa. Mi antiguo compañero de internado de huérfanos de ferroviarios de León, el malagueño y a lo que parece fino pensador senequista Antonio Linares, clarividente y lúcido, me hacía llegar esta semana, a través de un “guasaps”, su siempre aguda reflexión sobre lo acontecido en el pueblecito malagueño de Sedella, de 634 habitantes, en el que en las anteriores elecciones autonómicas andaluzas sólo hubo dos votos para la derecha, mientras que en las de este domingo pasado los votos de P.P., Ciudadanos y Vox casi igualaron a los de la izquierda (que tradicionalmente gana siempre las elecciones en ese pueblo), y que desde luego las ganaron con claridad en el conjunto de la comunidad autónoma andaluza.

¿A qué se debe el vuelco histórico en Andalucía? Para mí está claro: se debe de nuevo a los indignados, en este caso los indignados españoles, hartos- como antes he dicho- de que se les ningunee. Concretada esa indignación en dos asuntos fundamentales: la gestión de la crisis catalana y el filibustero ascenso a la presidencia del Gobierno del okupa monclovita Pedro Sánchez y de su ambiciosa mujer, Begoña Macbeth Gómez, que ni siquiera juega a pasar desapercibida. ¡Faltaría más!

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

ESTAMOS EN FACEBOOK

Convocatorias

Los Dormis abren su belén a visitas concertadas y público en general

Los Dormis abren su belén a visitas concertadas y público en general

El Belén Monumental de Los Dormis se inauguró este sábado en la capilla del Co...

La Navidad protagoniza la agenda cultural

La Navidad protagoniza la agenda cultural

Las opciones lúdicas vinculadas a la Navidad llenan la agenda cultural elabora...

Exposición de Manuel López en el Museo Siyâsa

Exposición de Manuel López en el Museo Siyâsa

Son ya tres las propuestas desarrolladas en torno a la programación 'Diciembre...

Latalaya.org